Celulitis en piernas: los mejores consejos para acabar con ella

  • Por: Elena
  • Publicado el 26-04-2021

La celulitis es un problema al que muchas personas tenemos que enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. Además, se da con mucha frecuencia en las piernas, una zona en la que resulta especialmente molesta. Para que puedas hacerle frente, te traigo los mejores consejos para acabar con ella.

Antes de comenzar, recuerda que, aunque se trata sobre todo de una cuestión estética, en ocasiones genera algunos dolores, más allá de las inseguridades propias derivadas del cambio en nuestro cuerpo. El motivo es que la piel se abulta y se vuelve irregular, lo que causa ciertas molestias.

Celulitis en piernas: los mejores consejos para acabar con ella

Ojo, porque cualquier persona puede tener celulitis, independientemente de su peso o volumen. El motivo es que los culpables de esta afección de la fibra muscular son una acumulación de nódulos grasos que aparecen dentro de la epidermis.

Estos pueden aparecer por diversos motivos, desde los factores genéticos hasta las alteraciones hormonales, pasando por malos hábitos en nuestro día a día o un exceso de estrés. Por eso, la piel de naranja es muy frecuente en la adolescencia y más habitual en mujeres que en hombres.

Realiza deporte regular para frenar el problema

Comenzamos por la que seguramente sea la técnica más obvia, pero no por ello deja de ser importante. Como la celulitis está relacionada con el exceso de grasa y los problemas de circulación, es necesario que evitemos el sedentarismo para que no se produzca.

De entrada, los ejercicios aeróbicos que te ayudan a quemar grasa sin un gran esfuerzo son estupendos, en especial aquellos focalizados en el tren inferior. Tampoco viene mal combinarlos con algunos de fuerza. De esta forma tonificas las piernas por completo y haces que la piel en la zona se alise.

Entrenamiento cardiovascular

Dentro del cardio, hay muchas maneras de realizarlo. Por ejemplo, si te gusta el aire libre, puedes salir a hacer footing o vete a montar en bicicleta en el exterior. Si te mueves como un pez dentro del agua, apuesta por la natación sin ninguna duda.

En caso de que prefieras ir al gimnasio, la cinta con pendiente es estupenda, al igual que acudir a clases como el aerobic o incluso el spinning si te apetece sudar un poco más y entrenar al máximo las piernas.

También puedes optar por saltar a la comba, porque es uno de los ejercicios de cardio más completos que existen. Además, es sencillo de realizar, pues solo necesitarás una cuerda largo y algo de espacio. Encima, es bastante divertido, quema un montón de calorías y puede hacer que te remontes a tu infancia.

Los ejercicios recomendados

Entre las mejores técnicas que puedes poner en marcha, uno de los ejercicios estrella son las sentadillas. El motivo es que trabajan de manera rápida y sencilla tanto los abdominales como todo el tren inferior, incluyendo las piernas y los glúteos.

Por su parte, los burpees se han puesto muy de moda últimamente por sus grandes beneficios. También conocidos como saltos de rana, consisten en saltar en el sitio, lo que permite mover muchos músculos, quemar grasa en poco tiempo y tonificar varios grupos musculares en cuestión de minutos.

Por último, apuesta por algunos métodos de ejercitar la fuerza, como usar una banda elástica en los tobillos mientras te mueves. Otra opción es realizar zancadas con algo de peso, pues esto te ayudará a trabajar la resistencia y a fortalecer tu masa muscular.

Ten una alimentación variada y saludable

Aunque hacer deporte sea muy beneficioso, tampoco va a servir de mucho si no evitas ciertos alimentos y te esfuerzas un poco por llevar una dieta sana, en la que no haya un exceso de sales o de bebidas gaseosas, que nos llevan a retener líquidos, lo cual fomenta la piel de naranja.

A su vez, un consumo demasiado alto de azúcares o de productos grasos, de alimentos precocinados, de bollería industrial o de comida basura solo consigue que acabemos generando más cúmulos grasos, que en muchas ocasiones se acabarán transformando en la molesta celulitis.

La importancia de una buena hidratación

Además de lo que ya hemos mencionado, es muy importante que bebas en torno a dos litros diarios de agua. Estar bien nutrida te permitirá tener una dermis más elástica y también que tu cuerpo pueda eliminar mejor las toxinas.

No te preocupes, porque al contrario de lo que pueda parecer, consumir abundante agua no fomenta la retención de líquidos, ya que eso solo sucede con bebidas azucaradas (incluyendo los zumos, por muy naturales que sean), los refrescos de todo tipo y el alcohol.

Por su parte, las infusiones sí que son una opción interesante, en especial si te tomas aquellas que no tienen teína y que ayudan a depurar. Algunos buenos ejemplos son el diente de león (un potente desintoxicante), la infusión de ortiga (excelente detox) y la de frutos rojos (elimina los cúmulos de grasas y es un antioxidante natural).

Los mejores alimentos contra la celulitis

En cuanto a aquellos productos cuya ingesta debes priorizar, por supuesto que no pueden faltar las verduras, ya que tienen vitaminas, minerales y bioflavonoides, que combaten la piel de naranja con eficacia. A su vez, las hortalizas como la cebolla estimulan el sistema digestivo y promueven el drenaje linfático.

Tampoco te olvides de las frutas, en especial las fresas y el plátano, porque tienen antioxidantes y potasio, compuestos que mejoran la circulación y actúan contra la celulitis. Mientras, el tomate favorece la propia producción de colágeno y las uvas mejoran el tránsito intestinal.

Por último, legumbres como las lentejas tienen una gran cantidad de proteínas, que consiguen que nuestra grasa se convierta en puro músculo en lugar de acumularse como sebo, y la avena mejora nuestra circulación al mismo tiempo que nos ayuda con su nivel de fibra y antioxidantes.

Apuesta por los cosméticos de calidad

Si buscas unos grandes resultados que se manifiesten lo antes posible, lo mejor que puedes hacer es acudir a los tratamientos cosméticos, ya sean profesionales, caseros o, mejor, una combinación de ambos.

Las cremas antiestrías

No hay nada como un buen cosmético que haya sido creado precisamente con el objetivo en mente de tratar la piel de naranja. Por ello, una crema anticelulítica a base de ingredientes naturales será tu mayor aliada a la hora de mejorar el estado de tus piernas.

En relación a su formulación, prioriza que contenga antioxidantes como el retinol, humectantes como la glicerina, compuestos que aumenten la creación de colágeno y, sobre todo, ingredientes capaces de mejorar la circulación y promover la lipólisis de las células grasas

Sin embargo, no debe contener alcohol, irritantes, parabenos o un exceso de conservantes, porque pueden causarnos molestias (sobre todo si nuestra celulitis es dolorosa) o tener efectos nocivos para nuestra salud a largo plazo.

Recuerda que hay que aplicarla sobre la piel previamente limpia y extenderla a través de masajes circulares y realizando una ligera presión, que ayuda a activar la circulación. Además, tienes que repetir el proceso a diario, pues la constancia es fundamental para que la crema de resultados.

Otros métodos cosméticos

Aunque una crema anticelulítica es el remedio más eficaz, tampoco viene mal que utilices otros métodos, como los masajes con aceites esenciales o con un cepillo de cerdas naturales, pues más allá de ser muy agradables, logran romper los nódulos adiposos y activar la circulación.

A su vez, realizar una exfoliación a la semana promueve la renovación celular, lo cual hace que nazca una nueva capa de piel más sana, lisa y libre de imperfecciones. Esta técnica también conseguirá que el resto de cosméticos que uses penetren mejor y, por tanto, actúen con mayor eficacia.

Consejos que conviene seguir

Como manera de prevenir y de evitar que la celulitis existente vaya a más, tienes que adoptar una serie de pautas que ayudan a que fluya la sangre correctamente por nuestro organismo, de forma que le pueda aportar a la piel todos los nutrientes necesarios.

Para empezar, evita las prendas de ropa demasiado ajustadas y tampoco te pases con los zapatos con tacón alto. Ten en cuenta que vestir así dificulta la circulación al mismo tiempo que nos lleva a retener más líquidos y estar tan comprimidas impide que eliminemos toxinas.

En esta línea, siempre que te duches prioriza el agua fría, porque consigue reactivar la circulación. Más concretamente, aguanta al menos cinco minutos bajo el chorro. Haz que pase por las distintas zonas de tu cuerpo, casi como si fuera un agradable masaje.

Tampoco pases demasiado tiempo en una misma postura que incluya tener las piernas cruzadas. A su vez, fumar con frecuencia o consumir alcohol también jugarán en tu contra, ya que dificultan la correcta oxigenación. Al mismo tiempo, nos llevan a ganar peso y afectan negativamente a los vasos linfáticos, por lo que ten cuidado con estas sustancias.

En resumen, si poco a poco vas mejorando tus hábitos alimenticios, realizas deporte todas las semanas y sigues el resto de pautas que hemos visto, ya sabes cuáles son los mejores consejos para acabar con ella, la temida celulitis en piernas.