2 de enero de 2017

Guía sobre los tipos de Té y sus propiedades

Mi historia con el mundo del té ha pasado por muchas fases y épocas, pero lo cierto es que en mi familia ha estado presente desde hace más de una década, convirtiéndose desde entonces en un imprescindible del día a día. No os mentiré, puedo llegar a tomar de tres a cinco tazas de té por día, y cuando no lo he hecho durante algunas temporadas lo he notado mucho. Por ello, este tema sobre salud no nos podía faltar en el blog. Como nos dijeron en el colegio: hervir, servir y vivir.



En mi familia hemos pasado por diferentes opciones, pero os destaco por encima de todas ellas que hemos sido clientes fieles de la empresa Te&Te (Sevilla) durante muchos años.

Allí nos informaron a conciencia sobre los tipos y propiedades más importantes (con cantidad de folletos informativos súper completos que aun conservamos a día de hoy) y nos dieron el mejor asesoramiento que he podido recibir. Sin duda he de destacar la gran labor divulgativa que hace esta empresa y aconsejaros que si podáis, la conozcáis.


Posiblemente uno de los motivos principales por los que aún no hemos instaurado por completo una cultura del té en Occidente es que, realmente, sus orígenes vienen precisamente del otro lado del mundo: Japón, China y Vietnam. El té no es sólo un icono de la cultura gastronómica japonesa, sino que ha dado lugar a rituales tan ancestrales como la ceremonia del té de las míticas Geishas. Su culto ha sido tal, que podemos decir que ha sido protagonista de escenas históricas, leyendas, pinturas y poemas en la cultura tradicional nipona.

Lo que no podemos negar es que el mundo de los tés es todo un arte, una ciencia y una experiencia sensorial. Una vez abres esa puerta y comienzas a adentrarte en él, no hay vuelta atrás. Para mí, es un culto al cuerpo y al alma. No sólo por la mezcla de sabores y matices que embrujan, sino también por esos aromas que quedan sellados en nuestras pituitarias.

Por si fuera poco presenta toda una tradición de procesado artesanal de origen milenario, que nos ofrece multitud de variantes y subtipos. A lo que se le suma la posibilidad de añadirles mágicos aditivos como son los pétalos de flores, frutas y especias. Y lo mejor, es que es una potente fuente de antioxidantes. Toda una pócima antiedad.

Hasta hace pocos años era bastante complicado adquirir tés de mediana calidad, ya que reinaba en todos los supermercados el té negro y poco más. A veces, en algunas variantes que sólo aportaban como punto original la adición de sabores artificiales. Pero lo cierto es que incluso a día de hoy se puede hacer bastante complicada nuestra búsqueda, sobre todo si queremos optar un té fresco y de calidad. Ya no digamos si optamos por lo orgánico. Así que ya que no todas disponéis de las mismas posibilidades, os incluyo links directos a los que actualmente compro a través de la web de iHerb.


A modo de introducción, el té "per se" se realiza de forma artesanal a partir de la planta asiática Camellia Sinensis, que en estado natural es una fuente muy importante de antioxidantes. Según el método de selección, elaboración y fermentación, varía en sus características y propiedades. Lo curioso es que realmente cambia todo en las hojas del té: color, forma, textura, olor... Y tiñe de forma diferente el agua al hervirlo.

Vamos a conocer las variantes principales de menor a mayor fermentación: té blanco, matcha, verde, azul u oolong, negro y rojo o pu erh. Al margen de esta clasificación, encontramos el rooibos, que realmente no es un té.

Como introducción a las propiedades diferenciales de los tés, cabe destacar que como consecuencia de sus diferencias en fermentación y oxidación, cambia de forma significativa las concentraciones de cafeína (alcaloide de la familia de las xantinas y psicoactivo), catequinas (antioxidante polifenol de la familia de los flavonoides) y teaninas (aminoácido neuromodulador). Si quieres saber más sobre alimentos ricos en antioxidantes, te recomiendo pasar por esta entrada.

    Té blanco

Precio: 7,26 € LINK DIRECTO
Cantidad: 180 g
Ingredientes: té blanco 100% orgánico

Descendiente directo de la Camellia Sinensis, conocido como "elixir de la juventud". Se elabora a partir de los primeros brotes de las ramas más tiernas, que guardan todas sus propiedades al máximo. Presenta un precio superior a gran parte de los tés, ya que se obtiene en lugares muy especiales y con climas muy concretos. Al ser el más fresco y menos elaborado y fermentado, es el que tiene mayor acción antioxidante. Por lo que no sólo ha sido muy usado en su forma clásica, sino también como ingrediente cosmético.

Gracias a su acción antioxidante y antiinflamatoria, se ha propuesto como una infusión con efecto antienvejecimiento, acción anticancerígena y cardioprotectora, sin conclusiones definitivas. Al igual que con otros muchos tés, un estudio demostró que puede tener efecto protector frente a infecciones fúngicas, víricas y bacterianas del género staphylococcus y el streptococcus. En cuanto a su acción como protector de la salud bucodental gracias al contenido en flúor, lo cierto es que aunque éste se encuentra presente su concentración es mucho mayor en versiones de Camellia Sinensis más fermentadas.

Debido a la pureza de la hoja y la gran calidad de los brotes extraídos, es el té más preciado. No obstante, debido a su elevado precio, los estudios van orientados habitualmente hacia el té verde.


    Té Verde

Precio: 3,21 € LINK DIRECTO
Cantidad: 50 g
Ingredientes: té verde100% orgánico

Una versión más elaborada de la Camellia Sinensis, pero sin fermentación. No obstante, en algunas variantes puede encontrarse ligeramente fermentado. El elaboramiento del té verde es a base de secado en horno o sol (sistema Chino) o al vapor (sistema Japonés), que hacen que sus propiedades apenas sufran cambios. Al no estar apenas procesado es, dentro del consumidor de a pie, una fuente óptima de vitaminas y polifenoles (antioxidantes). Al mismo tiempo, gracias a esto su sabor es suave, transmitiendo la esencia de la planta.

Algunas de sus propiedades más conocidas es como aliado para reducir el sobrepeso, debido a que actúa como potenciador del metabolismo gracias a su contenido en teína y catequinas. Se ha asociado su consumo con la regulación de la glucemia, por lo que es a menudo aconsejado en la nutrición antidiabética. Al ser una fuente de minerales, fortalece los huesos, mejora la elasticidad y calidad de la piel y ayuda a mantener una salud bucodental óptima; ya que reduce la caries y la formación de gingivitis. Debido a sus propiedades antiinflamatorias, es propuesto como un suplemento perfecto para las pieles acneicas.

El mayor punto de interés del té verde es la gran concentración de antioxidantes que posee. Que le confieren su reconocida acción protectora frente al envejecimiento y las enfermedades degenerativas. Actualmente causa gran interés en el ámbito científico la posible vinculación entre el consumo de té y la disminución de posibilidades de padecer cáncer, teoría que cada vez parece estar más respaldada por diferentes estudios.

En el té verde encontramos las siguientes vitaminas:
  • Vitamina A: vitamina liposoluble, su forma más frecuente es como betacaroteno. Actúa como antioxidante. Ayuda a mantener la salud bucodental y de las mucosas, la visión. Se ha asociado como una vitamina protectora ante la leucemia.
  • Vitamina B12: vitamina liposoluble, conocida como cobalamina.  Efecto cardioprotector. Suele estar en productos cárnicos, por lo que es interesante su consumo en vegetarianos a través del té.
  • Vitamina C: vitamina hidrosoluble, acción antioxidante. Efecto potenciador del sistema inmune ante infecciones víricas y bacterianas, efecto cardioprotector y en estudio por su acción protectora frente al cáncer. Actúa como protector ante el envejecimiento.
  • Vitamina E: vitamina hidrosoluble, acción antioxidante. Se ha relacionado su acción protectora frente al Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas, así como la regulación de los niveles séricos de colesterol. 


    Té Matcha

Precio: 17,41 € LINK DIRECTO
Cantidad: 85 g
Ingredientes: té matcha 100% orgánico

Matcha significa literalmente “té en polvo”, originario de China pero trascendido en Japón. Suele catalogarse como una variante del té verde, aunque en realidad es más fresco que éste. Su elaboración se realiza tras secar las hojas al completo y molerlas artesanalmente. Se caracteriza por su intenso color verde y su aroma a hierbas. Su origen milenario se remonta a los inicios de la Ceremonia del Té, o Chanoyu, por lo que es uno de los tés más preciados a nivel tanto cultural como nutricional.

Al ser el té más fresco, esto le otorga el puesto mayor en cuanto a concentración de antioxidantes se refiere. Sus propiedades superan al té verde convencional en bastantes sentidos, por lo que debido a esto y al ser el menos procesado de todos, es el que realmente encabecaría esta clasificación de tés. Por ello es también uno de los más cotizados.

Entre otras de sus características, se encuentra la alta concentración de vitaminas C y E, además por supuesto de polifenoles. Debido a todo esto, se le atribuye ser uno de los grandes secretos gastronómicos de juventud y belleza en Japón.

Su consumo se ha relacionado con la prevención de numerosas enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo y los procesos inflamatorios; el cáncer, la diabetes, la hipercolesterolemia, los accidentes cardiovasculares, la hipertensión arterial...

El problema es que, debido a su elevado precio y complicada elaboración, la inmensa mayor parte de los estudios se orientan más hacia el té verde. Que es el claro protagonista entre los tres tés con más poder antioxidante (blanco, matcha y verde). Sin duda alguna el té verde es, debido a su popularidad en el mercado, el que se ha llevado todos los galardones.


    Té azul 

Precio: 2,89 € LINK DIRECTO
Cantidad: 42 g
Ingredientes: té Oolong (no parece que sea orgánico)

También conocido como Wu Long o té Oolong, debido a la coloración azulada que presentan sus hojas por estar en una fermentación intermedia; entre el verde y el negro, de elaboración muy similar al gunpower. Es un té de tradición China, apareciendo en poemas de la dinastía Qing; en la Canción del Té Wuyi y el Cuento del Té. Conocido como "el quemagrasas" a nivel publicitario.

Debido a que, junto al té blanco y verde (dentro del que estaría el matcha), es el tercero en cuanto a concentración de antioxidantes se refiere, es uno de los favoritos a nivel nutricional. No obstante, sus características ya andan más cerca del té negro.

Pese a ello, al té azul también se le han atribuido la capacidad de actuar como factor protector ante enfermedades neurodegenerativas y otras tantas patologías relacionadas con los procesos inflamatorios y el estrés oxidativo. No obstante, a este tipo de té aun le quedan muchos estudios que lo respalden.



    Té negro

Precio: 5,41 € LINK DIRECTO
Cantidad: 54 g
Ingredientes: té negro, jengibre, canela, pimienta negra, cardamomo, clavo y anís 100% orgánico

El té negro representa a la Camellia Sinensis en su estado completamente oxidado, lo que le confiere el color oscuro de los brotes. Debido a su avanzada fermentación, es uno de los tés con mayor contenido en teína seguido del Pu Erh.

Hasta hace relativamente poco se le había categorizado como uno de los tés con menores propiedades a nivel de la salud, ya que es uno de los menos antioxidantes en un principio. Pero por su intenso aroma, la perfecta combinación que hace con las especias (té pakistaní, té chai, té americano...) y lo bien que casa con cualquier tipo de leche, ha continuado siendo pese a ello uno de los favoritos entre los amantes del té.

Además, como he comentado, es de los que tienen mayor acción estimulante, lo que lo han convertido en una opción perfecta para los desayunos y las meriendas.

Esto ha sido así hasta que se halló la presencia de teaflavinas en él de forma muy significativa. Este polifenol se encuentra en concentraciones elevadas en los tés fermentados y tiene la capacidad de interaccionar con las citoquinas, unas proteínas que actúan como mensajeros intercelulares produciendo respuesta inflamatoria. Es decir, las teaflavinas actúan en el origen de los procesos inflamatorios. Un hecho tan sorprendente como interesante. Por ello, se está estudiando en cómo esto puede afectar en las enfermedades que se ven más afectadas por los procesos oxidativos e inflamatorios, como son el cáncer, las enfermedades autoinmunes, cardiovasculares y degenerativas. Así que lo de que "no afecta positivamente sobre la salud de forma significativa" ahora está más que nunca en duda.




    Té rojo

Precio: 4,25 € LINK DIRECTO
Cantidad: 32,4 g
Ingredientes: té pu erh 100% orgánico

También conocido como Pu-erh, se trata de un té post fermentado, lo que le aporta la coloración rojiza que le da nombre. Junto al té azul, es uno de los que se ha propuesto de forma más llamativa a nivel de marketing como un excelente "quemagrasas". Vamos a ver qué de cierto tiene esto.

En los últimos estudios publicados, todo apunta a que el consumo de té rojo disminuye la producción de grasas ya que modula la transcripción genética. También se está estudiando que, debido a su capacidad de interferir en la transcripción de genes, parece ser que actúa como inhibidor del receptor de glutamato en el hipocampo, lo que le otorgaría capacidad neuroprotectora.

Otras de sus acciones en estudio, es su participación en el organismo como elemento hepatoprotector, y como un hipoglucemiante perfecto para la Diabetes Mellitus tipo 2. También se encuentra en estudio su acción antitumoral debido a que parece actuar como modulador de la proteína supresora de tumores, conocido como el "guardian del genoma" o p53.

Lo cierto es que, pese a no ser tan conocido, es un té que viene apuntando muy alto, y que a diferencia del té azul cada vez está más respaldado por la ciencia. Habrá que ver qué conclusiones le tiene preparado el futuro, ya que de momento parece ser muy prometedor para el té rojo.


    Rooibos

Precio: 4,34 € LINK DIRECTO
Cantidad: 36 g
Ingredientes: rooibos 100% orgánico

Procede de la especia Aspalatus Linearis, conocido como "arbusto africano" debido a su continente de origen. Al no proceder de la Camelia Sinensis, realmente no es un té, pero se le cree así. Motivo por el que os lo incluyo como único intruso en esta clasificación para así despejar posibles dudas. Se comenzó a recolectar en el siglo XX y su comercialización ha ido desde entonces en aumento.

Se caracteriza por su color rojizo, resultado de la oxidación a la que habitualmente se le somete. No obstante, en versiones menos procesadas y de agricultura ecológica suele presentarse con una tonalidad más amarillenta. Otro dato llamativo es su textura laminada, que le confieren un aspecto similar al de las cortezas. Presenta un aroma y sabor dulce característico y habitualmente se encuentra mezclado con vainilla.

Tradicionalmente se le atribuyen efectos relajantes, gracias su contenido en teanina y la ausencia de teína. Refuerza el efecto de la serotonina, produciendo saciedad, bienestar y relajación; a la vez que ayuda a conciliar el sueño.

Una de sus características más interesantes son sus efectos antioxidantes gracias al contenido en vitamina C y polifenoles, entre los que destaca el flavonoide quercetina. Sobra entrar en profundidad sobre lo beneficiosos que son los antioxidantes para la salud en general, pero cabe subrayar su efecto protector ante el daño oxidativo, lo que lo convierten en uno de esos alimentos propuestos para el cuidado de la piel y la prevención del cáncer, las infecciones y los accidentes aterotrombóticos. Los antioxidantes aportan además acción inmunomoduladora (antiinflamatorio y antialérgico), cardioprotectora, hepatoprotectora y antiulcerosa a nivel digestivo.

En estudios científicos llevados a cabo en Japón se ha identificado una sustancia similar a la SOD (superóxido dismutasa), la cual tiene propiedades antioxidantes que le otorgan acción protectora frente al envejecimiento y el cáncer.

Últimamente se ha relacionado con la patología ocular y la diabetes gracias a su contenido en aspalatina, habiendo sido propuesto en la comunidad científica como un fitonutriente que mejora la diabetes mellitus tipo II. Gracias a ello actuaría como protector frente a las patologías cardiovasculares y la retinopatía diabética que aparecen como consecuencia de esta enfermedad endocrina.

Además, gracias a su alto contenido en minerales, lo hace ideal para los deportistas. Un punto en el que coincide con otros tés, como el verde o el matcha. Tiene un efecto similar al de la bebida isotónica, con la ventaja de no aportar azúcares. Por otro lado, su alto contenido en vitamina C ayuda a prevenir y tratar la gripe y los resfriados.

Sin lugar a dudas, el rooibos es una excelente opción para los amantes del té que sean muy sensibles al efecto de la cafeína o que deseen consumirlo en horas poco adecuadas para estar psicoestimulado.



   Efectos perjudiciales de los tés

Eso sí, no todo el monte es orégano, y es que el té también tiene sus "peros", como cabe esperar. Al igual que otras bebidas estimulantes el té está contraindicado debido a su contenido en teína (cafeína) en quienes padecen de ansiedad (especialmente, los que la presentan en mayor cantidad, como el té negro).

Tampoco está indicado en las anemias, ya que pueden interferir en la absorción de algunos nutrientes. También existe debate sobre si actúa de forma favorable o desfavorable ante algunas patologías; hepatitis y en el embarazo. Consumir con moderación en caso de patologías graves y/o establecidas de forma crónica, por lo que se recomienda en esos casos ingerirlo bajo supervisión médica.



    Conclusión

Para mí, a lo largo de los años, ha sido cada vez más evidente que el consumo de té no es algo sólo placentero y estimulante, sino conveniente. Más aun si tenemos en cuenta que la salud comienza con la prevención. A día de hoy consumo todo tipo de té y los voy intercalando según mis necesidades y el momento del día.

Por ejemplo, si voy a pasar la mañana en casa suelo comenzar el día con un té Verde o un té Blanco, tomándolo en ayunas y posteriormente desayunando a la media hora. Si voy con prisas y sueño, opto por el té negro.

Si ando más golosa y con ganas de tomar una bebida más especiada y densa, sobre todo en invierno, siempre opto por el té negro en las mezclas tipo té Chai o té Pakistaní, infusionado en leche de almendras o soja. Si prefiero algo más floral y ligero, suelo preferir el té verde al estilo Flor de Geisha (con flores del cerezo) o mezclado con frutas, sobre todo el de Mango. Si estoy enferma o con defensas bajas, siempre opto por el té Matcha o el té verde con Jengibre y/o limón. No obstante, si busco una bebida refrescante y saludable, mi opción favorita en verano es el batido de té Matcha.

Pero si es de noche, por supuesto, mi opción es el Rooibos. Dentro del cual mi opción favorita es la tradicional con vainilla y/o cacao. No obstante en invierno me encanta también tomar el rooibos con versiones más especiadas, que mezclo yo misma o las adquiero ya hechas como el Rooibos Safari Spice.

Un apunte final: quiero aclarar que yo prefiero optar por versiones orgánicas, pero no por ello quiere decir que vaya a tener mejores propiedades que un té "no orgánico". El optar o no por un producto orgánico es una cuestión ética, tenedlo claro. El hecho de que lo orgánico sea una opción superior o no, es un tema a debatir al margen y sobre lo que os hablaré más adelante.

Referencias:

Los flavonoides: antioxidantes o prooxidantes
Los flavonoides: propiedades y acciones antioxidantes.
White tea extract induces apoptosis in non-small cell lung cancer cells: the role of peroxisome proliferator-activated receptor-{gamma} and 15-lipoxygenases.
White and green teas (Camellia sinensis var. sinensis): variation in phenolic, methylxanthine, and antioxidant profiles.
White and green teas (Camellia sinensis var. sinensis): variation in phenolic, methylxanthine, and antioxidant profiles.
Green tea and thermogenesis: interactions between catechin-polyphenols, caffeine and sympathetic activity.
In vitro and in vivo antimicrobial action of tea: the commonest beverage of Asia.
Green tea extract improves running endurance in mice by stimulating lipid utilization during exercise.
Efficacy of a green tea extract rich in catechin polyphenols and caffeine in increasing 24-h energy expenditure and fat oxidation in humans.
Ingestion of a tea rich in catechins leads to a reduction in body fat and malondialdehyde-modified LDL in men1,2,3.
The sphingosine kinase-1 survival pathway is a molecular target for the tumor-suppressive tea and wine polyphenols in prostate cancer.
Determination of catechins in matcha green tea by micellar electrokinetic chromatography.
Tea Consumption Reduces the Incidence of Neurocognitive Disorders: Findings from the Singapore Longitudinal Aging Study.
Hypoglycemic effect of the water extract of Pu-erh tea.
Free radical scavenging effect of Pu-erh tea extracts and their protective effect on oxidative damage in human fibroblast cells.
Decreasing pro-inflammatory cytokine and reversing the immunosenescence with extracts of Pu-erh tea in senescence accelerated mouse (SAM).
Pu-erh tea supplementation suppresses fatty acid synthase expression in the rat liver through downregulating Akt and JNK signalings as demonstrated in human hepatoma HepG2 cells.
Pu-erh Tea Inhibits Tumor Cell Growth by Down-Regulating Mutant p53.
African Tea Offers Promising Treatment For Type-2 Diabetes
Hypoglycemic effect of aspalathin, a rooibos tea component from Aspalathus linearis, in type 2 diabetic model db/db mice.
Transcriptome Profile Reveals that Pu-Erh Tea Represses the Expression of Vitellogenin Family to Reduce Fat Accumulation in Caenorhabditis elegans.
Pu-erh Tea Protects the Nervous System by Inhibiting the Expression of Metabotropic Glutamate Receptor 5.
Teaflavinas: El descubrimiento científico de las propiedades del té negro.
Theaflavin, a black tea extract, is a novel anti-inflammatory compound.
Mechanisms of cancer prevention by green and black tea polyphenols.

¿Qué te parece el mundo de los tés?
¿Hay alguno que te guste especialmente?
COMPARTE:

15 comentarios

  1. ¡Que pedazo de entrada, Julia! Y, como siempre, tan bien documentada. Yo ahora no sé qué haré, estoy embarazada y por todos lados leo que no es bueno el té, y algunas infusiones. ¡Con lo que tomo yo! :)
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante y especial para empezar 2017. Soy muy aficionada al té y como tú he pasado por muchas fases. Con muchas ganas de probar Matcha y alguno que otro que nos enseñaste. Feliz año nuevo :)

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy muy interesante, a mí el té no me gusta mucho pero si que me gusta tomar alguinas infusiones como "Frutos del Bosque", sin embargo tomo una que menciones y es el Roiboos, lo compro en Inffusions, una tienda que hay en Asturias, y tiene más componentes como cítricos, hierbaluisa, hierbalimón ... y está buenísimo, además al tener un sabor tirando a dulce no necesitas poner ni mucho azúcar o en mi caso azúcar de abedul que es un endulcorante por que además de no ser muy fan del dulce limito el azúcar, Panela, al café.

    Un saludo y feliz año.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el mundo de los tés. Sobre todo los que pueden hacerse con leche, aunque personalmente casi todos los tomo así, menos los Rooibos.
    Me ha gustado mucho toda tu experiencia con el té. Gracias por compartirlo, me ha ayudado a conocerlos mucho mejor y a saber cuál debo de elegir respecto a mis gustos. Estoy deseando siempre que hables de estos temas para conocerlos mejor.
    Besos desde Córdoba.

    ResponderEliminar
  5. este verano pude disfrutar de una degustación de té en China y el chico nos explicó muchas propiedades interesantes. Yo tambien soy téadicta jaja

    ResponderEliminar
  6. Una gran entrada, muy divulgativa y, como científica que soy, aprecio lo referenciada que está.
    Yo llevo un tiempo tomando té, más por gusto que por sus propiedades, aunque soy consciente de ellas. Es por eso que aunque sé que el té verde tiene unas buenas características, de sabor es el que menos me gusta.
    Me queda pendiente de probar el azul.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Feliz año! Me has despejado algunas dudas, una entrada de cabecera que releeré una y otra vez. Has hecho un trabajo maravilloso. Yo también soy una teadicta!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues yo compro tés de Bio3. Hay muchas variedades y algunos son de agricultura ecológica. Besos.

    ResponderEliminar
  9. A mi también me encantan los tés.

    ResponderEliminar
  10. Menuda entrada!!! Soy una amante del té y me gusta en todas sus variedades. A pesar de eso no sabía que los "colores" dependen de la fermentación de la misma planta.
    Entrada de libro que me guardo para futuras lecturas. Muy, muy útil. Y encima con recomendaciones!!
    Gracias por el esfuerzo!!

    ResponderEliminar
  11. Me encantó tu post! Soy de Argentina y hace tiempo que me interesan las propiedades del té y en qué momento del día es conveniente tomar cada uno. Me fue muy útil como guía. Besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Que buena entrada!!
    Yo prefiero el té verde y el té rojo sin dudar, no puedo con el sabor intenso del té negro y el Matcha me sabe demasiado herbal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Una entrada completísima y muy útil, gracias por tanta información.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante y completa la entrada. El único te que no he probado es el Té Matcha y si le tengo ganas. De los demás mi favorito es el té negro que lo suelo tomar por las mañanas y el blanco, aunque todos me gusta mucho. Me ha parecido muy curioso lo del embarazo, cuando vaya a tener un bebe me informaré bien por si acaso. Bsts y Feliz Año!

    ResponderEliminar
  15. El té es una de mis bebidas principales. Y hago como tú, lo voy consumiendo de acuerdo a como me siento en ese momento.

    Donde consigues el té Flor de Geisha?? Ojalá en algún lugar con envío internacional, por acá no he encontrado ningún té con flores de cerezo. O ya les habría agotado las existencias.

    ResponderEliminar

JULIAPHOENIX.COM