5 de septiembre de 2016

Huile Prodigieuse Or de Nuxe y Huile Irisée de Clarins


Los aceites secos son cada vez más usados, y dentro de éstos, los que aportan partículas embellecedoras de la piel se llevan la palma durante el verano y diría que cada vez son más usados durante el invierno para realzar las zonas de nuestro cuerpo que quedan al descubierto. Hoy os traigo una pequeña comparativa entre los dos aceites iluminadores más conocidos del mercado: Huile Prodigieuse OR de Nuxe y Huile Irisée Après Soleil de Clarins.


¿Por qué no tratar y embellecer la piel al mismo tiempo? Ese "dos en uno" es la gran ventaja que tienen en común los aceites que hoy os presento de forma simultánea. Vamos a echar un pequeño vistazo a las descripciones e ingredientes de ambos.



    Huile Irisée Après Soleil de Clarins

Fino y ligero, Huile Irisée Après Soleil nutre, suaviza e ilumina el cuerpo con sutiles reflejos dorados. La fórmula con aceite vegetal de avellana y un activo calmante de este aceite corporal para después del sol protege la piel de la deshidratación y la reconforta después de la exposición al sol, al tiempo que realza magníficamente el bronceado.

Precio: 45 € / 100 ml

Ingredientes: Capric triglyceride, cyclopentasiloxane, hydrogenated polyisobutene, isononyl isononanoate, corylus avellana (hazel) seed oil, mica, bisabololParfum/Fragrance, silica, tocopheryl acetatetocopherol, hexyl cinnamal, limonene, tin oxide, sunflower seed oil, coumarin, linalool, farnesol.

La versión de Clarins se presenta como una clara alternativa, aunque mucho menos económica, al famoso Aceite Prodigioso Or de Nuxe. La fórmula es sin embargo algo diferente y más sencilla, al no contener aceites muy positivos que sí presenta su competidora como son el aceite de almendras, camelia u oliva. Su textura y partículas iluminadoras diría que es casi exacta, aunque encuentro que el polvo iluminador es algo más grueso y el pigmento bronceador también me resulta menos concentrado. Se aprecia en las fotos a continuación. Su olor es sin embargo casi imperceptible, por lo que para las que no seáis fan de la mítica fragancia de Nuxe, puede ser una buena opción, aunque más cara.

    Huile Prodigieuse OR de Nuxe

La versión OR de Huile Prodigieuse®, gracias a sus finos nácares de origen mineral, nutre, suaviza e ilumina en un gesto sensual la piel y el cabello. Su textura es única, no grasa, y su perfume envolvente.

Precio: 29,90 € / 100 ml

Ingredientes: Coco-Caprylate/Caprate, Dicaprylyl Ether, Macadamia Ternifolia Seed Oil*, Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Corylus Avellana Nut Oil/Corylus Avellana (Hazel) Seed Oil, Camellia Oleifera Seed Oil, Parfum/Fragrance, Tocopherol, Borago Officinale Seed Oil, Olea Europaea (Olive) Fruit Oil, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Rosmarinus Officinale (Rosemary) Leaf Extract, Hypericum Perforatum Flower/Leaf/Stem Extract, Solanum Lycopersicum (Tomato) Fruit/Leaf/Stem Extract, Benzyl Salicylate, Linalool, Limonene, Citronellol, Geraniol [N2206/A]. *Origine naturelle/ Natural origin.

Si no me equivoco, es el pionero en la fórmula de "aceite en seco", rica en aceites no irritantes con efecto antioxidante, astringente y calmante. Os hablé de esta firma aquí. El único "pero" a su fórmula, que es algo negativo y que la vez enamora, es su aroma; pero es algo que no tengo muy en cuenta debido a que aunque las fragancias no son positivas para la piel, el uso que le doy es de forma exclusiva para el cuerpo. Y dado que la piel del cuerpo tiende a ser menos sensible que la del rostro, no me preocupa este hecho.

Soy fan aférrima del aceite prodigioso de Nuxe y fiel creyente de esa filosofía que dice que "si un producto gusta y funciona, por qué cambiar la fórmula". Me indigna mucho cuando un buen producto se cambia o se descataloga, así que cuando una firma se atreve a seguir apostando por un producto que sus clientas adoran, lo apoyo por completo.

Su precio además lo considero más que razonable (también según en qué sitios) y el formato en tarro de cristal con atomizador me parece sencillamente perfecto. Sólo queda subrayar que me encanta el olor; es cálido y con personalidad, con un toque oriental, permanece en la piel y a la vez no es excesivo. Potenciar la hidratación de la piel a la vez que la iluminas y le das esa fragancia tan exquisita y sutil, es un auténtico lujo. Fan total.


Huile Prodigieuse OR de Nuxe (izquierda) y Huile Irisée de Clarins (derecha)

Así que como veis opto claramente por el Aceite Prodigioso OR y por la versión original. Ya sumo a día de hoy con mi tercer frasco de este oro líquido y preveo que seguirá siendo así por mucho tiempo.

¿Qué te parecen los aceites en seco?
¿Te atreves con alguna de sus versiones?
COMPARTE:

7 comentarios

  1. siempre he estado tentado por el de Nuxe!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena comparativa. Lo que le veo al aceite de Clarins son demasiados brillitos.
    He usado una minitalla de Nuxe (original) y me gustó bastante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! la verdad que sí, creo que son como un poco más "evidentes". Definitivamente Nuxe desempata aquí! Un besote

      Eliminar
  3. Todavía no he probado ninguno, pero las dos marcas me gustan así que habrá que darles una oportunidad.

    ResponderEliminar
  4. Probé el de Nuxe y me gustó bastante!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con el de nuxe, aún no lo he probado pero le tengo muchas ganas la verdad. bsts

    ResponderEliminar

JULIAPHOENIX.COM