22 de septiembre de 2016

5 ingredientes naturales que debes evitar


A veces me pregunto si no estamos cansadas de que nos vendan que tal ingrediente es fantástico en "x cosmético", sin justificar esa información ni mucho menos ir al meollo del "por qué". Ya no hablemos de un estudio minucioso y neutral que respalde ese dato. Luego resulta que de casualidad o por interés activo, descubres que algunos de esos ingredientes tan famosos no sólo no hacen nada, sino que a veces incluso son más bien perjudiciales. Sobre todo en ciertas concentraciones y ciertos tipos de pieles. Lo curioso es como se ha sobrevalorado la cosmética natural frente a la cosmética científica, de principios activos y hechos comprobados. Hoy hacemos un pequeño repaso de 5 ingredientes muy populares y deseados que a mí misma me han resultado convincentes en su momento. ¡No pierdas detalle porque esto te interesa!

Hay que dejar clara una idea, y es que no es lo mismo una molécula que se extrae de una fuente concreta que un aceite de una fruta, semilla u hoja. A menudo no discernimos al no pararnos a analizar sobre lo que estamos hablando. Pero si pensamos durante unos segundos vemos claro que no serán las mismas moléculas (ni en un mismo porcentaje) en un extracto de piel de fruta, que de la pulpa, la semilla o las hojas de la planta en la que crece, por ejemplo. 

Cuando hablamos de concentrados en términos científicos, hablamos de moléculas puras, extraídas por métodos muy precisos y medidos. Esas moléculas pueden haber sido tomadas de fuentes naturales e incluso ecológicas, ya que no siempre son sintéticas. La química puede ser natural o no serlo, para que nos entendamos; pero siempre cabalga sobre el método científico, con datos muy concretos y estudiados.

Pero cuando hablamos en cosmética natural "al aire" tendemos a ser poco minuciosos, a mezclar conceptos y asociar ideas de forma incorrecta. Un claro ejemplo es que tendemos a pensar que un aceite es bueno por el hecho de ser natural. Pero no es así, no todos los aceites son iguales ni igualmente seguros. Lo mismo ocurre con los extractos. Un ingrediente no es mejor por ser natural, todo depende de cuál hablemos, con qué otros ingredientes se sitúe y cuán concentrado esté. Aunque algunos, directamente pasan a la categoría de "no seguros".

     Aceite y extractos de cítricos: lima, limón, mandarina, naranja, pomelo y bergamota

¿Cuántas veces lo habré escuchado? Yo misma acabé convencida de que el aceite de limón debía ser muy bueno. Infinidad de cosméticos lo presentan y se venden con bastante facilidad, ya que asociamos de forma muy positiva los cítricos con la belleza y la salud. Pero claro, no es lo mismo tomarte un zumo de limón, que aplicarlo sobre la piel. No todo es beneficioso de forma universal.

Los aceites de los cítricos sensibilizan la piel, con lo que provoca más perjuicio que beneficio. Al contacto con la piel no sólo reaccionan con ella haciéndola más vulnerable, sino que actúan como fotosensibilizador, haciendo que el daño que causan las radiaciones solares se multiplique. Es un claro ejemplo de que las sustancias aromáticas, sean o no de origen natural, no son buenas amigas de la piel.

    Aceite de rosa, romero, eucalipto, lavanda y geranio

Yo misma he usado aceite de rosa en el pasado. Lo cierto es que a simple vista el aceite de rosas resulta tan convincente como atractivo, ya que posee un más que agradable aroma que lo ha convertido en un sello de la belleza que ha traspasado generaciones. Lo mismo ocurre con el resto, y en los tres casos pueden causar irritación. En el caso de la lavanda se ha demostrado que incluso puede dañar a los fibroblastos de la piel.

No confundir con el aceite de Rosa mosqueta, que no entra para nada en esta categoría. En este caso destacan las propiedades antioxidantes y no hay riesgo de irritación; ya que no contiene sustancias aromáticas volátiles. Tampoco confundir con los extractos, ya que no ocurre lo mismo que con los aceites en este apartado.

Los aceites que provienen de flores y que están más extendidos en la industria del perfume, no son buenos aliados si queremos cuidar de la piel. Sobre todo si hablamos de la del rostro. Todos los mencionados arriba sensibilizan la piel, que hacen caer la balanza más hacia el daño que hacia la protección y el cuidado.

    Witch Hazel o Hamamelis virginiana

Vais a decir "donde dije digo, digo Diego?" y con razón. Sí, yo misma he recomendado este ingrediente. El ejemplo más claro es el famoso tónico de rosas de Thayers que está compuesto fundamentalmente de él. Pero he de rectificar y corregir esta información.

El agua de Hamamelis es frecuentemente usada por su poder astringente y antioxidante, en especial cuando es extraído de la flor. Por ello lo encontramos a menudo en cosméticos destinados a pieles normales a grasas; tónicos, limpiadores, etc. Pero por otro lado presenta una alta concentración de taninos y eugenol; sobre todo si se extrae del tallo o las hojas, que pueden causar irritación en la piel.

Por ello, si el agua de hamamelis se presenta en concentraciones bastante diluidas, no nos debe preocupar; ya que en esos casos predominan sus efectos positivos (salvo en pieles reactivas y piel atópica), pero cuando sea el ingrediente mayoritario queda desaconsejado. Sobre todo, mucho cuidado en las pieles secas y sensibles.

    Canela, clavo y pimienta negra

Los ingredientes "especiados" son por lo general perjudiciales tanto en extracto como en aceite. La pimienta es otro de esos ingredientes que resultan muy atractivos, tanto por los gránulos que puede ofrecer a un exfoliante como por la sensación refrescante que puede provocar.  Incluso el aroma tan agradable que aporta puede resultarnos muy atractivo en un cosmético. Somos adictas a muchos productos que usan pimienta, por eso no es de extrañar que la presenten numerosas marcas naturales y pseudonaturales. Incluso nicho.

El ingrediente que más me fastidia incluir aquí es la canela, porque su aroma me encanta en los cosméticos. Qué le vamos a hacer. La canela es un ingrediente tan usado como el anterior, sobre todo por su aroma; y que al igual que el clavo se ha demostrado que puede causar irritación. A evitar tanto en extracto como en aceite.

Los tres ingredientes son sensibilizadores de la piel (y las mucosas), por ello tampoco son aconsejables en las pastas dentífricas.

    Menta y Mentol

El segundo es derivado del primero. Es un ingrediente agradable muy utilizado por el efecto refrescante que a menudo buscamos en los cosméticos de forma totalmente contraproducente, ya que ese efecto es precisamente una señal inequívoca de que estamos irritando la piel.

Y como ya sabemos, irritar la piel es lo contrario de cuidarla.

¿Conoces algún ingrediente natural que añadirías en esta lista?
¿Te ha ido mal con algún cosmético?
COMPARTE:

25 comentarios

  1. Dios mío Julia! No tenía ni idea! Incluso tengo un aceite de mandarina q dice q es ideal para mi piel! Mmmmm menos mal q no lo he usado lo suficiente

    ResponderEliminar
  2. Dios mío Julia! No tenía ni idea! Incluso tengo un aceite de mandarina q dice q es ideal para mi piel! Mmmmm menos mal q no lo he usado lo suficiente

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la info, muy buen post. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo el aceite de lavanda solo lo uso en las manos o en algún punto concreto pero nunca lo he mezclado con cremas faciales. Para el tema de los aceites puros soy muy cuidadosa y siempre suelo probar aceites ya comercializados para tal fin, hacer yo mis mezclas no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me guardo el post en favoritos!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. qué post tan interesante. La verdad es que me ha resultado muy curioso!

    ResponderEliminar
  7. Por este tipo de entradas, eres mi blogger favorita. Siempre aprendo cosas de ti, además, como lectora valoro mucho que contrastes información y que te preocupes de hacérnosla llegar así de bien y clara. Muchos muchos ánimos con el estudio guapísima!!

    ResponderEliminar
  8. Ahora entiendo porqué el tónico de Thayers, que todo el mundo amaba, a mí me abrasaba la cara! Me ha encantado la entrada, muy útil :)

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que este post me viene muy bien, porque ahora mismo estoy haciendo mi segundo pedido a Aromazone, y dado que mi piel tiene rosácea y mil problemas tengo que tener mucho cuidado. Por eso mismo estoy haciendo el cambio a la cosmetología "natural" y casera, pero me genera muchas dudas y prefiero ir muy despacio y ser muy cauta. El hecho de que los aceites esenciales puedan generan sensibilidad a la larga da que pensar, pero no deja de ser irónico que los aceites más efectivos (en mi caso, mi piel es muy rebelde) también sean los más peligrosos. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Mmmmm... Pues me pasa como a ti y se me caen algunos mitos. Los dos que más me fastidian son el de lavanda (la lavanda me relaja mucho) y el de romero. Pensaba que, si estos aceites eran utilizados diluidos en otros, no había problema de irritación. Pero bueno, me quedo con lo que comentas y ya investigaré más ^_~ Gracias por la info guapa, no todo es lo que parece y, a veces, nos dejamos llevar demasiado por las modas ^_^ Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  11. Entonces... desaconsejado el tónico de Thayers?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En pieles muy sensibles, secas y reactivas sí! Aunque ya de entrada el tónico es de esos pasos opcionales en toda rutina facial, sólo está aconsejado en pieles que realmente lo requieran y que vayan de normales a grasas. Un beso Inma!

      Eliminar
  12. Jo qué interesante!!!! La verdad es que muchos de estos ingredientes me irritan pero nunca me había imaginado que pudiese ser eso... Nunca te acostarás sin saber una cosa más, jeje.


    Angie

    ResponderEliminar
  13. Como todo, que sea natural no significa que puedas utilizarlo sin precaución, y que sea apropiado para tu piel. Todo depende del uso que le des
    perdona, pero el aceite de rosa mosqueta no és también fotosensible?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto ningún estudio que lo diga, dónde habéis encontrado ese dato?

      Eliminar
  14. Que buen post has hecho. Tengo suerte porque ningún cosmético me ha hecho nunca daño.

    ResponderEliminar
  15. Fantástico análisis Julia, lo de los cítricos si lo sabía pero otras cosillas no : )

    ResponderEliminar
  16. Una duda, entonces con el tónico de rosas pasaria como con el Thayer´s? Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada tónico tiene su formulación, habría que ver qué quiere decir que lleva "rosas". O mejor dicho qué tipo de rosas. Pero las rosas en el sentido común que le damos, no son buena opción para los cosméticos. Un saludo!

      Eliminar
    2. Yo creo que normalmente esos tónicos cuando dicen "rosas" se refieren a hidrolatos obtenidos por destilación, o a infusiones de la flor (caso Thayers o Apivita), que son más baratitas que el hidrolato. Nada de "aceite esencial de rosas", pero claro, habrá que leer cada uno con detenimiento. Me ha gustado la entrada, a veces usamos los aceites sin ton ni son y nos podemos llevar sustillos :).

      Eliminar
  17. Hola preciosa ;-)
    Me quito el sombrero con tu entrada, reveladora como poco, da gusto leer entrada tan interesantes y bien argumentaras.
    😘😘

    ResponderEliminar
  18. Hola Julia guapa! Entonces ya no recomendarías el aceite daúrico de natura siberica porque lleva geranioil, y aceites esenciales de limón y romero entre sus componentes? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!!!! bueno, hay cosas que quedan un poco en el aire en este post porque también hay que contextualizar el cosmético del que hablemos. Por ejemplo, el aceite daúrico al estar pensado para el cuerpo, no me preocuparía que llevase estos componentes. Más que nada porque la piel del cuerpo es mucho más gruesa y menos reactiva, por eso creo que este post sobre todo debéis tenerlo en cuenta de cara a la cosmética facial. Espero que te haya desviro mi respuesta. Un abrazo enorme!

      Eliminar

JULIAPHOENIX.COM