1 de abril de 2016

4 libros de psicología y espiritualidad que han marcado un antes y un después


¡Ya estoy por aquí de nuevo! ¿Cómo estáis? He decidido retomar de nuevo el blog haciendo los deberes y comenzando así mi vuelta con una entrada que me habéis pedido a raíz del post "¿ Ansiedad, depresión, dependencia emocional ?" a través de comentarios y mensajes privados. Hay libros y libros dentro del género de autoayuda, psicología, inteligencia emocional, espiritualidad... Pero como sabéis soy muy exigente, y como con todo, también en este tipo de literatura. A mí la palabra "autoayuda" se me hace un poco vacía, extraña. No me malinterpretéis. Claro que se trata de eso. El caso es que cualquier cosa parece ser "autoayuda" a día de hoy, o eso me parece. Por otro lado me resulta llamativo ese apelativo puesto que la mayor ayuda que puedes recibir, cuando se trata de salud mental en general, es la que viene del trabajo de uno consigo mismo. Y con esto no hablo de pensar compulsivamente, sino de pensar de forma pausada y racional cuando debemos hacerlo y directamente no pensar el resto del tiempo. Sin permitir que los pensamientos irracionales se inmiscuyan en nuestra vida diaria y aprender así a detectarlos. Me ha parecido una buena idea seguir con esta temática de reflexiones para así de paso compartir con vosotras este tipo de asuntos que tanto me interesan y así de paso profundizamos un poco más. Y quien sabe, puede que alguno de estos libros os sea de gran ayuda. Yo estoy convencida de que sí.



Tengo aun muchos libros destapados, esperando a ser terminados y que estoy deseando compartir con vosotras. Pero no voy a hacer trampa. Dentro de los que he leído en los últimos años, los 4 cuya lectura he finalizado (al menos una vez) y que para mí han marcado un antes y un después son los que hoy vengo hoy a presentaros. Son cuatro libros que no sólo han cambiado mi forma de ver muchas cosas, sino que recuerdo ya de forma sistemática en muchas escenas de mi vida íntima, hablando con amigas, viendo películas... Seguramente se me quedan muchas cosas que extraer de ellos, otras personas a lo mejor sacan más otros mensajes, pero como todo, os voy a hablar desde mi experiencia personal. Que es lo que os puedo compartir.

Sólo seleccionaré un fragmento de una página, cogida más o menos al azar, que esté dentro de las reflexiones que más me han llamado la atención. A ver qué os parece.


PREGUNTAS PERFECTAS, RESPUESTAS PERFECTAS
A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada

En este caso es un libro muy especial, ya que se trata nada más y nada menos que de un compendio de diálogos entre Srila Prabhupada y un voluntario estadounidense de la Peace Crops, Bob Cohen. Lo que más me llamó la atención de este libro en un primer momento fue cómo una persona occidental, formado en una mentalidad científica, toma ese primer contacto y todos los que le sucedieron con una figura tan representativa del hinduismo. Como bien leí en un comentario, las páginas de este libro se suceden una tras otra como una catarata. Recuerdo estar leyéndolo perpleja y pasar varias horas que, pese a que el libro no es nada denso ni extenso, pasaban casi sin darse uno cuenta pero dando la sensación temporal de que a nivel interior equivale a un cúmulo de reflexiones y verdades que costaría en la vida real mucho más tiempo de alcanzar. Para una mente escéptica es posible que las respuestas que aporta Prabhupada puedan no parecer nada del otro mundo, como digo este tipo de libros no deben leerse con una mentalidad puramente occidental y cerrada. Deben leerse con la predisposición de dejarse asombrar e inundar por otra mentalidad. A mí al menos, sus respuestas me dejaron estupefacta.

Recuerdo que en la época en la que leí este libro estaba terminando mis estudios de bachillerato y me sentía maravillada con la física, en concreto con la metafísica; cómo afecta la interpretación del mundo en nuestros argumentos y reflexiones, en todo nuestro esquema mental. Muy a menudo no vemos que nuestros pensamientos, nuestros procesos mentales, no son más que el mero resultado de unas reglas del juego que vienen ya preconcebidas y sobre las que no nos solemos plantear preguntas, ni te hablan sobre la opción de escoger qué reglas prefieres tomar. Nadie te da a elegir tu mentalidad. Incluso las personas religiosas a menudo no optan por ese estilo de vida por propia elección consciente, lo cual considero una aberración ya que entiendo la religión como la esencia de la libertad y la búsqueda de la verdad. Sea cual sea la religión a la que pertenezcas, como si es ninguna y decides ser ateo, pero entiendo que esto debe ser siempre una elección consciente. Considero que deberíamos ser educados para ser capaces de pensar por nosotros mismos, sobre lo más esencial de nuestra existencia y todo lo que eso conlleva, porque ahí está la esencia de ser libre de verdad. O mejor dicho, asentar las bases del camino para ello: que será toda una vida.

Pues algo así es lo que me ocurrió con este libro. Llevaba tiempo maravillada con Platón, Kant, Descartes, y de repente llegó este libro a mis manos y todo se deshilachó. Una forma diferente de interpretar todo y desde la cual se puede igualmente abarcar, analizar y comprender cualquier área del conocimiento, sólo que desde otra óptica que yo ignoraba. Es mirar el mismo paisaje, pero desde otra ventana. Me resultó curioso que muchas reflexiones hindúes y budistas recuerdan a Platón, aunque como ciertamente apuntó mi profesor, la filosofía platónica tiene una mentalidad más bien oriental, ya que fue más bien su discípulo Aristóteles quien marcó las bases de la cultura occidental. Por ejemplo tal y como os he capturado en esta página, Prabhupada apunta que la inocencia no es precisamente una buena cualidad. Lo que es una buena cualidad es el conocimiento de lo que está bien y está mal, con todos sus matices. A menudo me llama la atención cómo la inocencia o incluso la ignorancia es tachada como una virtud, siendo algo deseable, pareciendo que la ausencia de conocimiento es algo preferente que la presencia de éste. Por poneros un ejemplo extremista, me llama la atención cómo sobrevaloramos la juventud frente a la vejez: a mí me parece mucho más admirable y llamativo el hecho de que una persona esté en las últimas etapas de su vida, con todo lo que esa persona tiene para poder compartir y enseñar al mundo. Me resulta mucho más enigmático e interesante, más respetable. Sin embargo parece que lo más comúnmente deseable es la ausencia de conocimiento: la presencia de un envoltorio joven, pero vacío.

Sobre la temática principal y como pequeña aclaración personal... No me considero hindú, ni de ninguna religión concreta, pero a la vez pienso que todas aportan algo bueno e interesante, una parte de esa verdad, con otra forma, otra cara, pero ahí está entre líneas si eres tolerante y abierto.

Os aviso de que es un libro prácticamente imposible de encontrar, así que para las interesadas, os adjunto un pdf que he encontrado aquí.


EL PODER DEL AHORA
Eckhart Tolle

En esta ocasión se trata de un libro que alguien muy cercano me recomendó durante años y que he visto numerosas veces catalogado como uno de esos "libros-maravilla" que ha roto stock en tiendas y cambiado la vida de muchas personas. Esto de entrada es algo que me causa rechazo, ya que tengo mis reticencias acerca de los "best sellers". Tengo ese prejuicio irracional de que lo que es para vender y maravillar a las masas, no está hecho para iluminar a nadie. El propio título me causaba rechazo, así como el diseño de la portada. Pero el verano pasado decidí darle una oportunidad tras varias decepciones con libros del género "autoayuda" y que me estaban haciendo pensar que, definitivamente, en esa categoría no había nada que me pudiera resultar realmente interesante.

Dicho esto, he de deciros que el poder del ahora, es sin duda una micro-síntesis que encierra una barbaridad de contenido línea por línea. Eso sí, personalmente no me gustó nada la introducción del autor, ya que bajo mi óptica adquiría un tinte casi mesiánico. Que bueno, si así es como lo experimentó el autor, respeto perfectamente su visión, pero bajo mi perspectiva no me causó demasiado agrado. Fuera de todo esto, a partir de ahí, es un libro de esos para abrirlos y trabajar. Y digo trabajar porque cada página requiere una atención plena. Cuando lees este libro descubres lo poco atentos que estamos a todo lo que hacemos; y de hecho como no lo hagas así, no puedes ni seguir porque pierdes el hilo del contenido y empieza todo a sonar a surrealismo. Así tal cual, si lees una o dos frases al vuelo y le pones un tono de voz cómico puede incluso arrancarte una risa. Pero como digo, fuera de bromas, es un libro que yo tacho de básico, por encima incluso del resto. Ideal sobre todo para personas que lidien con ansiedad o molestias que no sepan describir.

En él contenemos mucha filosofía oriental más que evidente, y en mi opinión, muchos extractos de lo más representativo o importante del mensaje de muchas religiones. Lo más interesante para mí en este libro ha sido el descubrir que estamos totalmente liderados por nuestra mente, hasta el punto de pensar compulsivamente y creernos que somos dueños de nuestras vidas y decisiones sin serlo. Ser libre es algo mucho más allá de lo que comúnmente creemos. No basta con decir: quiero esto y lo tengo o lo hago. Es algo mucho más profundo, trasciende el propio pensamiento. De hecho está en el camino de pensar cuando queremos y no hacerlo el resto del tiempo. No se trata de vivir como un inconsciente la vida, sino todo lo contrario. "Ser" se convierte con este libro en un ejercicio de por vida que por nuestra mentalidad occidental y estilo de vida resulta hasta difícil. Recuerdo estar leyendo este libro y ya una o dos páginas me daba para varios días, porque me resultaba enormemente difícil no pensar y seguir el hilo de la lectura. Sin duda, es un libro para trabajar con él a conciencia; para pasar muchas veces por sus páginas, subrayarlo, gastarlo todas las veces que hagan falta.


AMA Y NO SUFRAS
Walter Riso

Creo que no me equivoco ni a nadie le sorprende si digo que el tema de las relaciones de pareja cada vez se está complicando más. Evidentemente el contexto histórico y el estilo de vida que vivimos empuja mucho a eso, pero más allá de todo lo evidente encuentro que en las personas y su forma de relacionarse las cosas por momentos se desmadra y muchas veces nos deja fuera de juego y toda comprensión posible. Realmente no sabría decir si "el amor" era antes mejor o peor, ni en qué época podríamos decir ésto. Naturalmente habrá de todo. Tampoco estoy muy segura de poder decir que ahora es peor, la verdad. Muy diferente sí, está claro. Lo que sí creo es que ha habido y hay a día de hoy es muy poca educación emocional al respecto y que por eso cada vez más algo tan sencillo, o que debería serlo, es ahora todo un enigma para muchas personas. Por no decir que estoy convencida de que en estos temas todos tenemos muchas cosas que aprender, ahora y el resto de nuestras vidas.

"Ama y no sufras" es un libro muy especial porque es un "stop" a todo ese bombardeo de amor irracional y en muchas ocasiones casi irreal, superficial e incluso insano que vivimos a través de los medios y el cine. No es que yo sea enemiga declarada del modelo romántico de amor (aunque un poco sí, para qué nos vamos a engañar), pero tengo muchas reticencias y reflexiones sobre lo que veo, en especial porque tengo la certeza casi plena de que eso no funciona de forma real. Entiendo que habrá personas a las que sí les funcione, o que ese amor romántico les haya llevado a uno real totalmente equilibrado y saludable, pero el modelo estereotipado princesa-príncipe  y todo lo que eso conlleva no sólo me parece bastante machista y forzado, sino insostenible. El amor, según Walter Riso, es puro equilibro.

El caso es que en este libro su autor nos enumera y describe las que son para él las tres esferas del amor: Eros, amor pasional o erótico, Philia, amor de amistad y Ágape, amor espiritual o compasivo. Nos hace ver cómo estas tres facetas deben estar equilibradas para que el triángulo se sostenga y perdure. El enamoramiento está comprobado científicamente que decae en un tiempo limitado que va de unos meses a tres años y que poco tiene que ver con el amor en sí; que es lo que queda y perdura y es la base sólida de una relación. A través del libro tenemos referencias a muchas religiones y mentalidades, así como ejemplos reales de lo que ocurre cuando una de estas tres partes que componen el amor disminuye o no está presente. Seguro que muchas os sentiréis identificadas a lo largo del libro, o recordaréis anécdotas de personas cercanas. Lo cierto es que creo que cualquier problema de pareja puede englobarse a grandes rasgos dentro de alguno de los problemas básicos que aquí se esquematizan. Como digo este libro no sólo te abre los ojos, sino que aporta un enfoque práctico y educa la mente y el corazón, lo cual al menos a mí me quedó claro que en estos asuntos siempre deben ir acompasados. Enseña a observar los principales problemas de pareja y entender su mecanismo. Además de hacernos ver cómo muchos de esos problemas están asentados normalmente casi desde el principio, por no optar a la hora de iniciar una relación por una persona realmente compatible en los aspectos más esenciales que nos caracterizan como persona. Como dice Walter Riso, de cara a las relaciones de pareja, lo opuesto no atrae, acaba incluso causando rechazo por pura incompatibilidad. No se trata de amar a un clon de uno mismo, sino de amar a alguien que emocionalmente, hable nuestro mismo idioma.


HUANG HU CHING
Lao Tse

El más abstracto de todos los libros que hoy os comparto, el cual me hace verlo como un poemario con tinte espiritual. Tal y como veo este libro, diría que es poesía con un tinte místico y trascendental. No es un libro para leerlo en semanas, ni en meses, yo me he pasado años. Tiempo en el que a lo mejor leía muy de cerca algunas páginas, y luego pasaba otro tiempo sin leer nada o sólo reparando algunas que me habían gustado especialmente.

Así a simple vista, vais a ver por qué os digo que "El poder del ahora" contiene muchos mensajes de la filosofía oriental, ya que en el Taoísmo por ejemplo se habla mucho sobre el poder que le otorgamos a la mente y cómo ésta obra en nuestra contra. En concreto me llamó la atención la idea de que la mente es la fuente de todo miedo, y que de ahí parte todo sufrimiento. Esto seguro que a los que seáis muy freak os recordará a Star Wars, y ciertamente es que para el diseño de la filosofía Jedi se tomó muchos principios del Tao.

Cuando tengo entre mis manos este libro me traslado directamente a muchos de mis viajes, ya que lo he llevado frecuentemente en mi bolso o en mi maleta. En esos momentos de soledad, viajando de un lugar a otro, se me hacía muy especial la lectura de este libro. Que sin duda seguiré releyendo ya que os puedo asegurar que un mismo texto leído en diferentes momentos no te dice lo mismo. Como os decía con "El poder del ahora", es un libro para releer, para llevar contigo siempre allá donde vayas.

Como último apunte, os aconsejo ya de paso una película cuyo contenido hace alusión plena a todo este tipo de mensajes que he compartido hoy con vosotras, "El guerrero pacífico". Dos horas de cine perfectamente estudiadas que encierran un constante ejemplo de cómo podemos afrontar el ahora de forma mucho más consciente y plena.

Y esto es todo para esta ocasión. Os quiero subrayar que para ningún problema hay una solución concreta ni inmediata, no hay líneas rectas ya preconcebidas, y precisamente el pensar de este modo es a menudo lo que nos sumerge en una esfera de incomprensión acerca de nosotros mismos y lo que nos sucede. Hay que ser racional, para lo que debemos ser racionales: la elección de un trabajo, una decisión importante, cualquier problema que requiera de tu lógica y/o preferencias personales. Pero para lo demás, la mente (el pensamiento compulsivo) sobra y sólo estorba, añade ruido a nuestras vidas y nos desconecta de los demás y, lo más importante, de nosotros mismos.

¿Qué te ha parecido esta entrada?
¿Qué opinión tienes sobre este tipo de libros, recomiendas alguno?
COMPARTE:

26 comentarios

  1. Muy interesante, gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Julia....Me encantó esta entrada. Has mencionado a dos autores que conozco y otros que de seguro tras leerte comenzaré a leer sus libros. Me gusta mucho tu forma de escribir, como te expresas y como tratas el tema de la autoayuda- espiritualidad- problemas de ansiedad...etc. Me gustaría que siguieras haciéndolo desde tu punto de vista y que nos siguieras aconsejando libros de tu biblioteca. Yo he leído dos libros de Walter Riso y supuso para mí muchísima ayuda en un tiempo que lo necesitaba y a Eckhart Tolle, pese a tener el libro y comenzarlo a leerlo, la verdad es que es un libro que se me atraganta, no puedo con el, tendré que darle una otra oportunidad, en cuanto a los otros los buscaré (ya he descargado Preguntas perfectas, respuestas perfectas) muchísimas gracias por compartirlo. Sobre la película, sí, es una recomendación perfecta, es una de mis favoritas. Un saludo. Muchas, muchas gracias por compartir tus opiniones, tus pensamientos con nosotras. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María! Antes que nada muchas gracias por tu comentario. Me alegra muchísimo que te haya gustado precisamente esta entrada ya que el tema del que os hablo es para mí de los más importantes que hay, por no decir el que más. Actualmente estoy por terminar unos pocos libros más, así que en cuanto los termine me pondré manos a la obra, te lo aseguro! Te entiendo perfectamente, yo he estado en un dilema constante con E Tolle durante años por lo mismo, al final parece ser que es que no había llegado el momento simplemente. Conozco a más personas a las que les ha costado conectar con ese libro, así que sin duda creo que lo que nos ha ocurrido es bastante normal. A ver qué te parece el de Preguntas perfectas, a mí me parece un libro muy especial y el hecho de que lo conozca tan poca gente y sea tan difícil de conseguir, aun más jajaja Tiene ese aura de exclusividad al no ser nada reconocido. Muchas gracias a ti guapa, te envío un abrazo desde aquí!!

      Eliminar
  3. La película el guerrero pacifico es una de esas que hay que tener y verla de vez en cuando, te hace pensar. A mi me gustó y me sigue gustando mucho. Yo a veces, con amigas (o no) digo que no es bueno pensar, que cuando nos ponemos a pensar "la cagamos" es dicho un poco a lo bruto pero vengo a decir que estoy de acuerdo con tu conclusión que también es de las buenas y me he tenido que leer un par de veces, gracias por las lecturas seguro que alguna cae. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina! Yo os he de confesar que vi la película justo la noche antes de publicar el post. Me la habían recomendado ya varias personas que me conocen muy bien, asegurándome que me iba a gustar muchísimo, y tenían razón! Era verla y no dejar de pensar en el post, por lo que justo antes de publicarse tuve que incluir esa mención sin falta jajaja Pues sí, esa expresión creo que lo resume muy bien la verdad jajaja Así coloquialmente creo que en realidad eso de "no pensar" o "no pensar demasiado" es algo que sabemos o nos transmitimos unos a otros como consejo, pero que no reflexionamos normalmente sobre ello o no somos del todo conscientes de cómo eso afecta en nuestras vidas. Un besazo guapa y espero que te animes con algunos de esos libros!!!

      Eliminar
  4. Buenas, me ha gustado mucho esta entrada, la verdad no estoy pasando por un buen momento, por temas de ansiedad, y ahora me estoy leyendo un libro que se llama tus zona erroneas y me esta gustando bastante. Yo tambien estoy algo negada a leerme el poder del ahora, por lo que has comentado. Cuando se da tanto bombo a algo, te acaba defraudando, pero me has animado a leerlo, en cuanto me acabe el de ahora me lo leere, un beso guapa!! Se te echaba de menos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María! Antes que nada muchas gracias por haberte pasado a leer la entrada y compartir tu experiencia. El tema de la ansiedad es algo que cada vez nos afecta más a todos y creo que es un gran problema al que no se le está prestando la importancia que merece. Lo peor es que mucha gente no sabe ni lo que es o tiene una idea muy equivocada. Si te animas, te recomiendo leerte el libro "Adiós Ansiedad" de David Burns, lo tengo aun por terminar pero es una joya de libro, te lo aseguro. El de tus zonas erróneas lo tengo pendiente de seguir leyendo, es todo un clásico de lectura obligada así que espero continuarlo! Espero que te ayude y si te lanzas con los otros dos (El poder del ahora y Adiós ansiedad) ojalá me puedas comentar qué te han parecido. Un abrazo enorme y te mando mucha fuerza desde aquí María! Ya verás como poco a poco todo mejora :*

      Eliminar
  5. No conocía ni el libro del pdf ni la película, así que ya tengo deberes, gracias! :) Mi libro favorito de autoayuda es "tus zonas erróneas" de Wayne Dyer, aunque una vez tienes las ideas claras solo es repetir y si acaso sirven para recomendar, la verdad. Prefiero los de espiritualidad que te enseñan cosas nuevas :) Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia! Gracias a ti, espero poder saber qué te parecen si te animas con ellos! El de tus zonas erróneas como me han comentado justo arriba de tu comentario lo tengo ahí pendiente, dicen que es un clásico y aunque lo comencé he de reconocer que no fui capaz de seguir, así que espero darle caña y terminarlo! Y es cierto muchas cosas a menudo es repetir, pero incluso repetir es un ejercicio necesario, como un deporte jajaj No sé si me explico! Pero ayuda a ver una misma idea de diferentes formas. Si tienes alguna recomendación para mí soy toda oídos!! Un besote guapa!!!

      Eliminar
  6. Muchas gracias por compartir, "El poder del ahora" tengo muchas ganas de leerlo desde hace tiempo, después de tus comentarios desde luego en cuanto tengo un poco de tiempo (precioso tesoro) me pondré manos a la obra.
    Besos y una alegría leerte de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes con él bonita, de verdad es un libro muy especial y revelador. Un besazo enorme y gracias a ti en todo caso por leerme de nuevo!

      Eliminar
  7. Realmente pensar es necesario, lo que es importante es no dejarnos llevar y entrar en bucles que nos absorben y atrapan y no nos dejan salir ni avanzar. Una vez leí (si no me equivoco en "Tus zonas erróneas"... sí, por aquí otra más que te recomienda el libro) que los sentimientos vienen de nuestros pensamientos, y que una vez aprendemos a controlar estos últimos, aprendemos a equilibrar los primeros. Al fin y al cabo, en el equilibrio se encuentra el secreto.

    A mí me ayudó mucho (y me sigue ayudando, porque esto es como todo: un aprendizaje diario) el centrarme en ser asertiva. Creo que es una de las mejores cualidades que existen, y a día de hoy en mi día a día me planteo constantemente si estoy siendo lo suficientemente asertiva ante las situaciones a las que me enfrento. De vez en cuando vuelvo a leer los derechos asertivos. Y aunque a veces cuesta, a base de repetir, las cosas van saliendo poco a poco. Es un poco ese "fake it 'til you make it", que se dice en inglés.

    Otro libro que he leído ya varias veces y que en cada etapa de mi vida me dice cosas distintas pero siempre relevantes es "Demian", de Hermann Hesse. Precioso libro, así como Siddharta o casi todo lo que este autor escribió.

    Os dejo de hecho con un texto de Hesse, que de alguna manera hace que justamente me replantee todo lo que acabo de escribir, y que por eso mismo me parece tan interesante:

    "Una virtud hay que quiero mucho, una sola. Se llama obstinación. Todas las demás, sobre las que leemos en los libros y oímos hablar a los maestros, no me interesan tanto. En el fondo se podría englobar todo ese sinfín de virtudes que ha inventado el hombre en un solo nombre. Virtud es: obediencia. La cuestión es a quién se obedece.

    La obstinación también es obediencia. Todas las demás virtudes, tan apreciadas y ensalzadas, son obediencia a leyes dictadas por los hombres. Tan sólo la obstinación no pregunta por esas leyes. El que es obstinado obedece a una ley, a una sola, absolutamente sagrada, a la ley que lleva en sí mismo, al “propio sentido”."

    En fin, que me he apuntado los libros que nos has recomendado y pretendo ir leyéndomelos poco a poco. Aunque me encanta tu blog, esta temática me resulta muy interesante y fascinante también, así que tienes todo mi apoyo y por mi parte seguiré leyéndote con la misma avidez que hasta ahora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada muchas gracias por tu comentario, me ha encantado!!!!! Ayer cuando lo vi me quedé muy sorprendida pero he querido esperar a estar más tranquila para leerte mejor. Por lo que veo "Tus zonas erróneas" es de las lecturas que más me estáis recomendando, sí! Jajajaj Muy de acuerdo con que pensar es necesario, pero todo en un equilibrio.

      Está genial cómo lo planteas, realmente todo es un probar una y otra vez, al principio de forma más consciente, hasta que poco a poco te va saliendo con naturalidad y al final es un comportamiento innato. Muchas veces se habla de la naturalidad, ¿pero qué es la naturalidad?... ¿Dejarse llevar por lo que hemos aprendido de forma estándar o educarnos a nosotros mismos para ser como realmente queremos ser? Para mí lo segundo es más natural, porque ahí está la auténtica libertad de ser capaces de decidir quién queremos ser y ponernos manos a la obra. La actitud pasiva de no decidir quiénes queremos ser y simplemente dejarnos llevar es no decidir, no decidir es convertirnos en un producto de lo que nos rodea y de nuestros miedos, es una actitud sumisa que poco tiene que ver con la libertad en mi opinión.

      Hermann Hesse es otro de esos autores que tengo ahí pendientes esperando en la estantería. Me he quedado encantada con tu reflexión, de verdad, lo que te venía a decir está muy relacionado con lo que me has comentado ahora que he seguido leyendo jajaja El propio sentido es lo más poderoso que podemos tener, y en ese camino está la verdad en mi opinión.

      Muchísimas gracias de verdad por tu comentario, espero poder leerte de nuevo y saber tu nombre si te animas!

      Un abrazo enorme!!!

      Eliminar
    2. Gracias por contestar, Julia :) Estoy muy de acuerdo con lo que comentas de la naturalidad. Yo creo que en esta vida uno tiene que esforzarse constantemente por cambiar y mejorar, y que es una evolución, y que como te decía el objetivo final es el equilibrio. Yo siempre he tenido muy claro que quiero desarrollarme como persona y creo que se puede hacer perfectamente sin necesidad de perder la esencia de uno mismo. A mí siempre me da mucha rabia la gente que dice "es que yo soy así" para justificar todo lo que hace. Como tú bien dices, me parece dejarse llevar por el miedo, y sobre todo me parece egoísta, tanto para los demás como para nosotros mismos. Nos pasamos la vida esperando que los que nos rodean hagan las cosas que queremos que hagan y cuando las cosas no salen como habíamos planeado, pataleamos y le preguntamos a la vida qué hemos hecho para que nos pasen estas cosas. Una vez leí que no es más feliz el que no tiene problemas, sino el que es capaz de serlo a pesar de tenerlos, y yo lucho a diario con esto porque sufro mucho de ansiedad. Hasta las cosas más pequeñas me crean conflictos que me paralizan internamente, hasta el punto de sentir pánico y terror por enfrentarme a ello... a pesar de que habitualmente no es ni una décima parte de lo que mi mente había imaginado. ¿Cómo voy a decirme a mí misma "no pasa nada, es que eres así"? No, por dios. Ahora, de momento, quizás soy así, pero día a día me peleo conmigo misma por salir poco a poco de esta zona de confort tan cómoda e incómoda a la vez, y poco a poco voy alcanzando pequeñas metas. Muchos días me machaco y otros tantos no tengo ganas de controlarme y rompo a llorar y odio a todo el mundo (sobre todo a mí misma) pero al final cada vez ocurre menos, y cada vez me dura menos, y cada vez me creo menos todo ese discurso maligno que mi mente lleva preparando años y años contra mí misma. Lo bonito de esto es que es un aprendizaje diario, y que nunca tiene fin, pero que siempre puedes echar la vista atrás y ver lo mucho que has avanzado y aprendido. Como bien decía una chica que te ha comentado ahí abajo, el sufrimiento es parte indispensable de nuestra vida y de él podemos sacar lecciones muy positivas o muy negativas. Al final del día todo se resume a cómo decidimos enfrentarnos a las cosas que nos ocurren. Creo que eso nos define muchísimo. Eso, y el saber perdonarnos cuando hemos tomado el camino "equivocado", porque aunque la hayamos jodido de alguna manera, también podemos tomárnoslo como un aprendizaje más. Y es que tenemos que ver que todo lo que nos pasa en esta vida merece ser vivido.

      En fin, podría hablar de todo esto durante horas y horas, pero lo dejaré aquí. En cuanto a mi nombre, soy muy vergonzosa, ya puedes perdonar. Al menos para hacerlo así público. Un abrazo fuerte y ánimo con todo :)

      Eliminar
    3. Wow. Estoy pasando por un momento muy difícil y la ansiedad está ahí. Has escrito ordenadamente cosas que rondan en mi cabeza de una forma muy desordenada. Tu comentario me ha hecho sentir muy comprendida, así que supongo que debo seguir enfrentándome a mí misma.

      Eliminar
  8. ¡Hola Julia! Llevo leyéndote años (y comentando alguna que otra vez con un anónimo), y personalmente, me encanta el rumbo que está tomando tu blog. El contenido de los libros es ciertamente interesante, y sorprendente desde una perspectiva occidental (que en este caso es la mía, y a la que no renuncio). Me ha gustado especialmente la diferenciación entre el animal y el hombre en su dignidad racional.
    Sin embargo, difiero en la condena al dolor. Las corrientes orientales tienden a "criminalizar" el sufrimiento, a convertirlo a veces en causa, otras en consecuencia de todos nuestros desatinos. Por el contrario, el dolor siempre me ha parecido una parte valiosa en la evolución de la persona, y en sus relaciones con los demás, que de ningún modo desearía eliminar. El dolor puede actuar como una llamada de atención para decidirte a ayudar a tus semejantes, puede sanarte a través de los tan necesarios procesos de duelo, puede ayudarte a determinar qué quieres y qué no en la vida. Para mí, el dolor es anejo a la vida. Un mundo sin dolor no sería perfecto, sino insensible y mecánico. Y precisamente me gusta Occidente por eso, porque no ven en el apego y en el anhelo un fallo, sino motores que bien llevados por una mente sana, consiguen metas y llevan a loables sacrificios.
    Un abrazo Julia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gretel!! pues no sabes la ilusión que me hace que salgáis del anonimato porque así aunque no os lo creáis me voy quedando con vuestros nombres y me hago una idea de vosotras. Me alegra mucho que te guste este giro en algunos de los posts que he ido preparando, me hace sentir mucho más cerca de vosotras y sobre todo donde más percibo esto es en vuestros comentarios. Nada qué ver lo que os leo en estos posts a lo que os leo en otros, además de que me alegra muchísimo ver que a muchas de vosotras os interesa también reflexionar sobre estos temas y os animáis a compartir vuestra visión.

      Me gusta mucho lo que comentas y estoy muy de acuerdo. El sufrimiento es fuente de muchas lecciones valiosas y forma parte de la vida. Me encanta cómo has transmitido esa idea, no puedo decir nada más al respecto.

      Un abrazo muy fuerte y espero volver a leerte pronto!!

      Eliminar
  9. Hola Julia, te recomiendo "Practicando el poder del ahora" el siguiente de Eckart Tolle. Y los libros del psicólogo Rafael Santandreu. Está claro que para salir del problema, hay que ser fuerte porque sólo nosotras podemos hacerlo, aún así, estos libros personalmente me ayudaron y lo siguen haciendo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jazmina! Pues me apunto el libro de Tolle para futuras adquisiciones, gracias! Santandreu me lo ha recomendado muchas veces una de mis mejores amigas, a ratos incluso me ha leído fragmento de sus libros y me ha encantado lo que he visto hasta ahora. Sobre todo la idea de "desdramatizar" las situaciones y aportar un toque de humor a nuestros pensamientos tremendistas. Un abrazo muy fuerte Jazmina y gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Siempre me alegra leerte Julia, que bueno que has vuelto.
    Yo soy muy de estos libros de espiritualidad y de lecturas que te toquen el alma, te recomiendo "Sopa de pollo para el alma..." en cualquiera de sus publicaciones. El poder del Tao también me gustó mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa, de verdad hace mucha ilusión haber vuelto y ver que muchas de vosotras seguís ahí!!! Me apunto los libros que recomiendas, sobre todo el del poder del Tao, Un abrazo enorme!

      Eliminar
  11. Muchas gracias por tus recomendaciones. La verdad es que estoy en un punto de mi vida en el que necesito empaparme de este tipo de libros que últimamente tanto me hacen reflexionar.
    Me he bajado el libro que has compartido y me apunto también la película para verla esta noche. Por cierto, me han gustado mucho este tipo de entradas, sobre todo por tus palabras y el enfoque que le das.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, muchas gracias por comentar! Espero saber tu opinión si te animas con el libro y la película finalmente. Espero poder repetir pronto y poder compartir más y mejor con vosotras. Me alegra muchísimo saber que os ha gustado este tipo de entradas y sin duda es un gran aliciente para continuar con ellas y profundizar en temas que considero más importantes. Así que gracias por compartir tu opinión. Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Me encantan tus vídeos, cómo te lo curras,muchas graciass, eres un crack,un saludo

    ResponderEliminar

JULIAPHOENIX.COM