29 de octubre de 2014

Todo lo que necesitas saber sobre la Depilación Láser



El tema de la depilación láser es de lejos uno de los que más he querido tocar desde los comienzos del blog. Creo que es uno de los temas que más nos preocupan a las mujeres, por no decir que posiblemente es el que más. Personalmente he pasado por diferentes tipos de láser, con experiencias muy diferentes en todos los casos. Todo esto me ha llevado a decidirme por dedicar un apartado específico bajo el tag Depilación que espero nos sea a todas de ayuda para aprender juntas y compartir experiencias.

Para hoy vengo con una entrada global sobre el tema a modo de introducción y que cuenta con la colaboración de Laura, lectora y blogger en Love Yourself and Makeup. Desde aquí agradecerle la investigación que ha realizado para nosotras, así como la resolución de todas las dudas que me han surgido a mí misma por el camino conforme montábamos la entrada. Llevamos preparando esta entrada durante muchos meses, por lo que estamos muy ilusionadas. Para colmo tenemos la suerte de que es esteticista de profesión y especializada en la técnica, por lo que seguro podremos crear un debate muy interesante en torno a este tema tan crucial para multitud de mujeres.


UN POCO DE HISTORIA

El inicio de la tecnología láser comienza con Einstein cuando éste formula el concepto de "emisión de luz estimulada" en 1900. Maiman en 1959 fue el precursor de aplicar estas teorías en el tratamiento de la piel, desarrollando así el primer láser rubí, el cual aplica una luz monocromática de 694 nanómetros.

Poco después, en el año 1963, el dermatólogo Leon Goldman inició el tratamiento con láser rubí en diferentes patologías cutáneas.

En la década de los 80 Anderson y Parrish desarrollan el principio de fototermolisis selectiva, contribuyendo a mejorar mucho la tecnología láser y dando un gran empuje a su uso. El punto clave de este concepto es la destrucción del folículo piloso sin dañar las estructuras circundantes.

En 1995 Goldberg utiliza el láser de neodimio Yag para depilar. A partir de este momento se empiezan a realizar estudios comparativos para demostrar la eficacia del láser en depilación.


¿ FOTODEPILACIÓN Y LÁSER SON LO MISMO?

Cuando hablamos de fotodepilación y láser, es habitual confundir términos. En ambos casos nos referimos a la depilación gracias a la luz transformada en calor, es decir:

FOTODEPILACIÓN = LUZ PULSADA INTENSA (IPL) Y LÁSER

Lo que habitualmente catalogamos como fotodepilación es el sistema de luz pulsada o IPL. Cuando en realidad el término fotodepilación engloba todas las formas de depilación láser (Luz pulsada, láser rubí, alejandrita, diodo, Yag...).

LASER son las siglas de las palabras "Light Amplified by Stimulated Emision of Radiation", lo que significa que es un dispositivo capaz de ampliar un haz de luz como resultado de una acción estimulada y controlada, lo que se denomina fototermolisis selectiva.

Una de las diferencias entres el láser y el IPL es que en el primero el haz de luz es colimada, lo que quiere decir que va en una dirección y en paralelo, y en el ipl no es colimada: hay divergencia de la luz, tiene distintas direcciones. Es por eso que el IPL abarca una mayor cantidad de vello y piel pero es menos específico, mientras que el láser actúa sobre zonas y grupos de vellos más concretos, siendo más preciso.

¿Y QUÉ ES LA DEPILACIÓN ELÉCTRICA?

No, no nos referimos con esto a la depilación mediante dispositivos eléctricos de uso casero. La depilación eléctrica es un sistema anterior a la fotodepilación y cuya tecnología es muy diferente, aunque en principio parecida. Funciona mediante la introducción de una aguja ultra fina a través del folículo piloso y realizando una pequeña descarga mediante electrolisis o termolisis.

A día de hoy se usa como una opción perfecta para eliminar los vellos muy finos que permanecen tras la depilación láser y el pelo cano, ya que se considera un proceso más doloroso y más lento al ir "pelo a pelo". Es un sistema más versátil, ya que actúa sobre todo tipo de vello, sin importar el color de éste. Se considera a día de hoy como el único sistema de depilación 100% efectivo a corto y largo plazo al actuar directamente en la raíz de cada vello sin importar su color.

¿COMO ACTÚA LA FOTODEPILACIÓN?

Este haz de luz o energía lumínica en forma de radiación electromagnética (ondas), con una determinada longitud de onda e intensidad, es emitido por el dispositivo, y se absorbe únicamente por la melanina (pigmento que da color al vello). De esta forma se transforma en calor, con el fin de destruir el folículo piloso sin afectar a la piel, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas. A esto se le denomina "fototermolisis selectiva".

Es por esto que sólo actúa en el vello de color oscuro, y no tiene efectos sobre el pelo rubio o blanco.

En cada sesión de depilación láser eliminaremos los vellos que estén en fase de crecimiento. Debido a que no todos los pelos se encuentran simultáneamente en la misma fase, es necesario realizar varias sesiones.

Uno de los parámetros más importantes es la longitud de onda: que es la distancia entre el punto entre una onda y la siguiente. El rango para la destrucción de la melanina será de 600 a 1100 nanómetros (nm).


TIPOS DE FOTODEPILACIÓN

Existen varios tipos de láser usados para la depilación, dependiendo de la longitud de onda en la que emiten, actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro.
  • IPL utiliza una longitud de onda 590 a 1200 nm. Usa una luz que está formada por fotones que se desplazan a diferentes longitudes de onda. El haz de luz es policromático, y multidireccional. A menudo es nombrada erróneamente como "fotodepilación", cuando en realidad es un tipo de fotodepilación más.
  • Láser Rubí, con una longitud de onda de 694 nm, especialmente indicado para pieles claras (fototipos I y II) y vello oscuro. Actualmente se encuentra en completo desuso.
  • Láser Alejandrita, con una longitud de onda de 755nm, se usa en vello oscuro y con un tono de piel claro a medio (I, II, III). 
  • Láser Diodo, con una longitud de onda de 810 nm a 980 nm, se emplea para pieles de tono medio a oscuro y vello oscuro. 
  • El láser soprano es un tipo de láser diodo que tiene el objetivo de calentar gradualmente el pelo hasta conseguir su destrucción, a baja potencia y alta frecuencia de pulsos. Su principal ventaja es que se puede realizar en pacientes recién bronceados con seguridad y en fototipos altos.
  • Láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm, se puede usar en todo tipo de piel, pero con menor eficacia. Dado que tiene menor apetencia por la melanina y que precisa más potencia para tener eficacia, es el láser de depilación más molesto y solo está indicado en pelo grueso y oscuro bastante profundo. Normalmente es usado para tratar arañas vasculares y varices, ya que es el que penetra en mayor profundidad.

QUÉ LÁSER ESCOGER SEGÚN TU TIPO DE PELO Y PIEL 

Ésta es una de las dudas que más comúnmente nos asalta a todo potencial usuario de la depilación láser. Aunque anteriormente ya tenéis un pequeño resumen de los tipos de láser y sus usos más frecuentes, hay multitud de casos diferentes que se pueden ajustar a tratamientos muy personalizados; combinando dos o incluso tres técnicas diferentes según cada momento. Es por eso que en mi opinión os aconsejaría en primer lugar un centro que monitorice al menos dos tipos de depilación láser, siendo ideal la presencia de la depilación eléctrica para esos casos imposibles o en el que aparezca vello prácticamente incoloro o cano. 

En el caso de que un centro o clínica presente sólo una opción de láser, lo ideal es que el personal esté altamente cualificado y con una dilatada experiencia demostrada, siendo interesante que ésta esté respaldada por un médico

Por último, es importante que sepáis que los fototipos muy claros y muy oscuros son los únicos en los que la fotodepilación puede resultar ineficaz, por lo que lo adecuado es que estos casos sean valorados previamente por un profesional que nos indique si podría ser apto.


CONTRAINDICACIONES GENERALES

No se podrá realizar la fotodepilación en los siguientes casos:
  • Embarazo
  • Disfunciones hormonales: hirsutismo sin tratamiento médico
  • Epilepsia
  • Manchas oscuras (os las tienen que cubrir)
  • Tatuajes (cubrir completamente)
  • Depilación mecánica (esperar al menos dos semanas)
  • Queloides (cubrir)
  • Condiciones generales de la piel como heridas, psoriasis
  • Herpes (prohibido)
  • Mucosas o testículos
  • Piel bronceada recientemente (jamás) y ya bronceada (con parámetros especiales)
  • Medicamentos: (Nunca con Roacután, 4-5 meses después), anticoagulantes y corticoides
  • Lactancia
  • Parches de morfina
  • Tumores (con autorización médica)

Como os comento, es posible la contraindicación antes y después de determinados fármacos no descritos, por lo que es importante siempre aclarar estos puntos durante la primera cita.


¿CUÁL ES LA MEJOR ÉPOCA PARA COMENZAR?

La mejor época para comenzar un tratamiento de depilación láser es aquella en la que nuestra piel está más clara y la última exposición solar ha sido más lejana. En este sentido las fechas de marzo y abril son ideales, pero puesto que justo en esta época comienza nuevamente la exposición, los meses de Octubre y Noviembre son perfectos para ello.

MEDIDAS ANTES DE UNA SESIÓN

Para antes de realizar tu tratamiento láser es muy importante llevar la zona limpia y seca, sin restos de desodorante o cosméticos de cualquier tipo. Según el personal que te lo realice, te recomendará que vayas rasurada de una semana o unos días antes, o incluso que no vayas rasurada.

¿ES UN PROCESO DOLOROSO?

La percepción del dolor, corresponde a una serie de factores subjetivos e intrínsecos al paciente. La depilación láser no es en sí un sistema que requiera el uso de un anestésico local, pero según la zona de la piel se podrá percibir de forma muy diferente. Cada dispositivo incluye en él un sistema para paliar el dolor que pueda percibir el paciente, siendo el más habitual la refrigeración del cabezal.

No obstante existen cremas de uso tópico que usadas un tiempo antes de la sesión ayudan notablemente a disminuir la sensación dolorosa.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Centrándonos en las dos técnicas más famosas de depilación láser, Diodo y Alejandrita, en ambas deberás llevar unas gafas protectoras. Mientras que en el primer procedimiento te aplicarán un gel cohesivo al que se unirá el dispositivo de disparos aumentando por toda la zona la sensación de calor, en el segundo se realiza con la piel totalmente limpia y los disparos se centrarán en grupos de vello más concretos y de forma más sistemática hasta cubrir toda la superficie de la piel que se desea depilar.

¿QUÉ SIENTES?

En mi experiencia, no se siente de igual forma en cada procedimiento. Con el ipl y el diodo la sensación es de un calor que va aumentando progresivamente hasta que parece literalmente estar quemándote la piel, aunque no es así naturalmente. En principio es un dolor o molestia más soportable, aunque los últimos momentos pueden llegar a hacerse bastante desagradables.

En el caso del láser Alejandrita y la depilación eléctrica la sensación es similar a la de un pinchazo, sólo que múltiples y a la vez. Igualmente el dolor y la sensación varía según qué zona y el tipo de pelo .


¿QUÉ CUIDADOS DEBES TOMAR TRAS LA SESIÓN?

Tras la sesión la piel queda bastante sensible y enrojecida, por lo que es vital seguir una serie de cuidados tras el tratamiento láser; como es evitar el sol, usar pantalla total y usar cosméticos que reparen y calmen la piel (los geles de aloe vera y baba de caracol son algunos de los más extendidos).

Pueden aparecer erupciones pasajeras que corresponde con el folículo tratado por el láser, pero son lesiones sin importancia que desaparecen en aproximadamente 24h; no confundir con quemaduras, que serían sinónimo de una mala praxis durante la sesión.

Destacar que por lo general, la exposición solar está contraindicada en las semanas siguientes a la sesión, pero este factor puede depender según el láser que uses y es siempre un dato a aclarar con el profesional que monitoriza tu tratamiento.

¿QUÉ NOTARÁS EN EL VELLO EN LOS PRÓXIMOS DÍAS?

Según el método y el tipo de vello que tengas en esa zona, los efectos pueden ir variando; aunque siempre es aconsejable preguntar al profesional en caso de dudas. En algunos casos podemos percibir la aparición de puntos negros que se van cayendo con el paso de las semanas y la exfoliación de la piel; en otros podemos notar que el pelo no ha desaparecido y a la semana comienza a caerse con sólo friccionar un poco la piel; y en otros, podemos notar que comienza a crecer como si no hubiera hecho efecto el láser y de repente se desprende de la piel.

¿Y QUÉ HAGO CON EL VELLO QUE APARECE Y NO SE CAE?

Según la zona que te estés realizando, te recomendarán diferentes pautas. Por lo general se recomienda el rasurado sistemático del vello que va creciendo, para que en el momento en el que notes que ya ha aparecido bastante vello (de unas semanas a meses, según la zona y factores hormonales) vuelvas a tu siguiente sesión.

No obstante es importante destacar que no en todas las zonas ni en todos los casos se siguen las mismas estrategias, pudiendo incluso en algunos casos compaginarse con el uso de la depilación eléctrica para vellos residuales que interesa retirar (especialmente, en el vello facial).

¿Y YA NUNCA MÁS TENDRÉ VELLO? ¿ES "PARA SIEMPRE"? ¿CUÁNTAS SESIONES SON NECESARIAS?

La depilación láser es el sistema de depilación más efectivo bajo evidencia científica tras la depilación eléctrica. Los vellos que desaparecen por este tratamiento, no vuelven a reaparecer, pero siempre preocupa la formación de nuevo vello y que hace que no sea un sistema 100% infalible a largo plazo.

Cuando una persona termina de desarrollarse, habitualmente ya presenta el número de folículos que va a presentar durante toda su etapa adulta. Pero sin embargo, es posible que por factores que no se pueden predecir se desarrollen nuevos folículos de forma esporádica o la reactivación folículos ya formados que se encontraban en "fase durmiente".

Es muy común la formación de nuevos folículos pilosos activos en los hombres menores de 40 años; siendo más común en las mujeres la reactivación de aquellos que estaban en estado durmiente o inactivos durante la depilación y que pasan a fase activa habitualmente por patologías de tipo hormonal que sean causa de hirsutismo (véase el cada vez más frecuente ovario poliquístico).

Mi consejo es que se tome la depilación láser como una técnica de depilación, que en el mejor de los caso es definitivo; pero si no fuera así, tengas presente que el 9% del vello desaparecerá, eso ya es mucho. Lo que venga después serán sesiones esporádicas que si no son gratuitas, serán al menos mucho más económicas, rápidas y cómodas que el tratamiento en sí. Sin decir que además se espaciarán mucho en el tiempo.


MI CONCLUSIÓN

En mi opinión, la depilación en sí no es una necesidad generalizada, puesto que muchas personas prácticamente no presentan vello o éste se muestra escaso o incluso invisible. Para que nos entendamos, no en todos los casos merece la pena. Pero realmente es una cuestión de higiene para gran parte de las personas y en otros muchos casos es un problema estético que puede incluso puede ser fuente de estrés y ansiedad. No todas las personas tienen por qué preocuparse por este tema, pero muchas dedicamos un importante tiempo de nuestras vidas a la depilación (ya sea la tradicional de cuchilla, como la cera y sus otras tantas variantes). Si sumamos ese tiempo invertido, al final puede llegar a ser una suma bastante llamativa. En mi opinión y tras mis experiencias pasadas y actuales con el láser, siempre y cuando uno pueda permitírselo y la depilación ocupe un espacio significativo de tiempo en tu vida, puede suponer un gran alivio y una solución perfecta.

Siempre me ha llamado la atención el ritual al que nos exponemos constantemente con cada depilación casera. Ya que conversando con amigas coincidimos en que te puede llegar a suponer incluso toda una tarde, ¡Y lo hacemos casi sin darnos cuenta! Por no decir que si te haces la cera, más vale que sea uno o dos días antes del esperado día en que vayas a lucirte; porque si vas a la playa, no te puedes exponer tampoco, y si vas a un evento, no es plan de ir con la piel enrojecida. Al final es peor el remedio que la enfermedad.

¿Cuántas veces no te pones una falda, estás de viaje y el mundo se te cae encima porque no has llevado cuchilla, tienes que programar tu día de depilación o incluso te has tenido que depilar deprisa y corriendo porque no te había dado tiempo de hacerlo antes? Son típicas situaciones que, sobre todo las mujeres, vivimos de forma cotidiana en nuestras vidas y que inconscientemente son fuente de estrés. Ya suficientes cosas afrontamos, de mayor trascendencia y peso, como para que la depilación tenga que ser un plus a todo eso.

No hay ni punto de comparación entre hacerte un rasurado, con los famosos puntos negros y zonas oscurecidas y la posterior picazón y piel rugosa o incluso que pincha; o hacerte la depilación con cera con su conocido dolor y aparición de vello enquistado (que puede llegar a ser bastante peligroso) a una depilación láser que nada más hacerla ya notas cómo tu piel está cambiando sin dejar rastro alguno de que ahí habitó un pelo maligno.

Por otro lado, como ya os comentaba, hay un gran debate sobre qué técnica escoger. En mi opinión lo más importante es quién te lo hace, y en esto es muy interesante conocer la experiencia y formación de la persona que te lo realiza o incluso conocer casos previos. De este tema os hablaré en una próxima entrada, aunque de momento ya podéis conocer mi experiencia con el láser Alejandrita (entrada en la que además podréis conocer otras muchas experiencias de otras lectoras en la parte de comentarios) y que completaré una vez termine mi tratamiento.

¿Qué opinas sobre la depilación láser?
¿Qué experiencias has tenido con la depilación en general?
COMPARTE:

23 comentarios

  1. yo uso el láser alejandrita y el neodimio y en unas zonas me va muy bien, como por ejemplo las piernas, pero en otras, como en las axilas llevo demasiadas sesiones. Debe ser la zona que más afecta a nivel de problemas hormonales y no me queda otra que seguir con más sesiones. Pero a pesar de ello estoy contentísima de haberme decidido con la depilación láser. Ha sido una buena inversión.

    ResponderEliminar
  2. la depilación laser yo no la he hecho pero si me hice fotodepilacion, fueron 12 sesiones en las axilas y la verdad es que están igual que antes, me gaste un dineral para nada, no soy rubia, lo digo porque el bello rubio es más difícil de eliminar, creo que me estafaron :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola María :) fotodepilacióon engloba tanto a laser como a luz pulsada intensa y shr. Habría que saber tu fototipo, tu genética, cómo te empezaron a hacer las sesiones, cada cuanto tiempo... es complicado si no te vemos, consulta el tema de que siguen igual los pelos a tu esteticista, a ver qué te cuenta.
      un besote

      Eliminar
  3. Hola!!! Me parece un tema muy interesante.
    Yo hace un año he empezado ha hacerme el laser de diodo en las ingles y axilas y estoy muy contenta.
    Para mi es un pelín doloroso pero son solo 15 minutos cada 3 meses aproximadamente y ya no me tengo que preocupar de ponerme una camiseta u otra en función de si estoy depilada o no.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, marta. cada tres meses sería cuando en realidad hay que hacer las sesiones. Me alegro que te haya funcionado, un saludo

      Eliminar
  4. Una entrada muy completa y muy instructiva.
    Yo tengo amplia experiencia con el láser y he leído mucho del tema.
    Creo que el tema depilación eléctrica podría dar para una entrada, esto me lo apunto para una entrada futura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Interesantísimo! Yo me estoy haciendo la depilación láser. Empecé antes del verano y me hice 3 sesiones, ahora voy a por la cuarta. Me gustaría que alguien que se lo haya hecho me diga que resultados veía con 3 sesiones y a cuanta potencia se lo hacían.

    ¡Gracias!<3

    ResponderEliminar
  6. Muy buena informacón, toda es poca en este tema. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrada.

    Yo me hice este año el laser ipl, me di 5 sesiones y tuve que dejarlo, después de meses sin tener un solo pelo me empezaron a crecer y ahora es como si no me hubiera hecho nada, y me tiene muy desesperada. Entiendo que tenia que haberme dado más sesiones pero me gustaría saber si el hecho de haberme crecido todo el pelo de nuevo quiere decir que el tratamiento no me hizo nada o puede que si ahora lo retome vuelva a morirse. No se si me he explicado. Porque me gaste un dineral y ha sido para nada...

    ResponderEliminar
  8. A mi me parece uno de los mejores inventos...yo me he hecho ipl en piernas y axilas y aunque no ha supuesto la eliminación total (en los muslos queda vello más fino) si que hace que en cualquier momento pueda ponerme falda o enseñar la pierna sin complejos.

    ResponderEliminar
  9. interesante post!!!!tenía mis dudas sobre hacerme la depilación laser, pero despues de leer este post voy a mirar algún centro y mirar precios!!muchas graciassssssssSS!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante,gracias por la información.Brillante post.Felicidades!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, yo aún no me he atrevido por miedo al dolor... y eso que padezco fibromialgia!!!!!! jejeje
    me ha parecido muy interesante y me ha despejado alguna duda que tenía.... muchas gracias

    ResponderEliminar
  12. Para mi el mejor dinero que he invertido, eso si las primeras sesiones creía morir de dolor, luego fue más llevadero, ahora llevo 2 años sin depilarme, no he necesitado ni la depilación de recuerdo que dicen que es recomendable al año.

    ResponderEliminar
  13. yo uso el láser alejandrita ya que soy de piel blanca y el pelo negro. Para mi ha sido la mejor inversión. Con las piernas mi hicieron falta pocas sesiones, ahora cada año o más de doy alguna sesión de repaso; con las axilas aún no he terminado ya que por temas hormonales cuesta más la eliminación del pelo. Me voy haciendo poco a poco todo el cuerpo por zonas. Muchas gracias por el post

    ResponderEliminar
  14. A mi la verdad que he preferido siempre hacerme la depiladora electrica de toda la vida esto del laser no me hace mucha gracia.Y antes me rasuraba pero me quedaba muy mal asi que prefiero un pelin de dolor 5 min cada 4 semanas que otra cosa.

    Muchas gracias por el post.

    ResponderEliminar
  15. Yo casi dos años con laser alejandrita y no se me han ido del todo. Ahora estoy con pequeñas zonas como las cejas, cara, bigote, escote con eléctrica. Estoy superencantada, es laborioso y algo molesto, pero el laser hay zonas que también. Y sí que es definitivo, me olvidé de las pinzas de depilar. El laser no me fue bien, soy blanquita y vello oscuro, y no sé que pasó. Me da miedo seguir intentandolo.

    ResponderEliminar
  16. Tengo la gran suerte de no tener vello y por tanto no tengo necesidad de depilarme.

    ResponderEliminar
  17. Ay la depilación!
    Yo llevo muchos años probando...empecé con IPL, para las piernas, ingles y axilas, pues soy rubia y piel clara y me dijeron que era el que mejor me iba. En axilas e ingles fue más o menos bien, pero muy lento así que lo dejé.
    Luego probé con soprano en axilas...y mal, se me caían todos pero volvían a salir como si nada.
    Después me empecé a tomar una píldora que provoca fotosensibilidad, así que ya tengo vetada la fotodepilación por completo (algo común con las píldoras anticonceptivas, por cierto).
    Al final he acabado en la eléctrica y no podría estar más contenta. Es muy lento pero muy efectivo. Recomendadísimo a todas las que tengáis problemas con la fotodepilación, pero cuidado con donde os lo hacéis!

    ResponderEliminar
  18. A mi me liberó de la esclavitud de la cera.
    No me arrepiento de haber invertido ese dinero, que si sumo, pues claro, probablemente me eche las manos a la cabeza, pero qué carajo, el poder ponerte una falda en cualquier momento del año o ir en pantalón cortito al gimnasio pq solo tengo 4 pelos danzando es calidad de vida, y para eso está el dinero no? para vivir lo mejor posible, pues que así sea!
    Yo ya estoy en un punto que sólo hago una sesión al año, allá por abril, porque total aquí en Galicia es muy raro tener la opción de ponerse al sol antes de junio.

    ResponderEliminar
  19. Yo llevo 5 sesiones de diodo, y aún no he perdido todo el vello! :(

    ResponderEliminar
  20. Hola, tengo pelitos en la zona del bigote (desde hará un año, no sé por qué...), y por mucho que me los quite con pinzas ahí salen y salen y queda toda la zona un poco sombreada. En esencia quiero quitármelos YA. El tema es que soy epiléptica. Me imagino que está contraindicado porque dan puntos de luz y los epilépticos pueden ser fotosensibles, como es mi caso. ¿Qué hago? Porque no quiero que ESO siga ahí! Me entra curiosidad que pongan así que los epilépticos no pueden hacerse una depilación láser... me da que pensar que se sabe muy poco de la enfermedad. Bueno, el hecho es que yo me puedo poner una buena protección en los ojos y estoy tan ricamente, de hecho en las pruebas que te hacen de epi te machacan a rayos láser y luego no me da ninguna crisis ni nada... habría que ahondar en el tema.

    ResponderEliminar

JULIAPHOENIX.COM