24 de noviembre de 2010

Consejos sobre Salud Capilar


Lo más apropiado para esta entrada sería comenzar con una introducción sobre el cabello, pero en vez de hacerlo así, he decidido realizar una recopilación de consejos propios sobre cuidados capilares y aspectos prácticos. Para futuras entradas sobre el cuidado del cabello prometo profundizar mucho más en el tema, o incluso por qué no, aportando experiencias personales y demostraciones.

¡Espero que os guste!

Para que tu cabello crezca más rápido

No olvides la siguiente lista de actitudes para favorecer ese crecimiento:

  1. Dieta sana rica en fibras, proteína, vitaminas y mucha mucha agua. Productos como soja, avena, maíz, arroz y otros ayudan mucho al crecimiento óptimo. Hay suplementos alimenticios que pueden ayudar (jalea real, levadura de cerveza, soja...). Tenéis recopilados mis consejos de dieta saludable aquí
  2. Bebe entre 1 y 2L de agua: es un tópico donde los haya, pero realmente funciona para ya que es la forma más efectiva de tener nuestra piel y cabellos correctamente nutridos y libres de toxinas.
  3. Evita las agresiones externas como el sol, las planchas, tenacillas, secador, o cualquier variación térmica como son la playa, saunas y similares. En muchos casos no es que tu pelo crezca lento, sino que las puntas se van dañando y rompiendo muy rápido y nunca llega al largo que queremos.
  4. Controlar los niveles hormonales, en ocasiones en los que vemos un empeoramiento radical en nuestro cabello puede deberse a un trastorno endocrino que debe tratar un profesional.
  5. Evitar el estrés, la contaminación, ambientes donde hay humo... Todo estas situaciones y ambientes nocivos afectan también al cabello, produciendo en muchos casos una caída anormal del cabello.
  6. Adecuarnos a unas costumbres sanas para nuestro cabello; recogerlo cuando hay viento, lavarlo lo justo y necesario, utilizar gomillas adecuadas que no lo corten. Es buena costumbre el evitar llevar el cabello siempre recogido de la misma forma para que ninguna región sufra especialmente por la tensión que se genera en el cabello y la raíz. Otros consejos: evitar los enredos, llevar preferentemente el cabello recogido durante el día o incluso protegido (sobre todo en verano), utilizar peines y cepillos adecuados según nuestro tipo de cabello... Tenéis consejos específicos para los meses de calor en esta entrada.
  7. Los masajes en el cuero cabelludo son una excelente opción, no sólo para estimular el crecimiento por activación de la circulación sanguínea, sino porque este procedimiento ayuda a evitar también la caída del cabello.
  8. Vigila los componentes de tu shampoo. Lo ideal es que tenga el menor contenido posible en sulfatos, alcohol y sales para que éste permanezca nutrido y la queratina se dañe lo menos posible. Un buen shampoo es el que hace poca espuma ya que indica una menor proporción de detergentes. Una buena rutina capilar es la que hace mantener el cabello limpio el mayor tiempo posible, ya que contra menos lo lavemos las puntas estarán mejor conservadas. El shampoo que yo recomiendo es este.
  9. Si tienes las puntas secas o dañadas, aplica siempre una mascarilla de prelavado por el cabello (especialmente en las puntas) para que los detergentes de tu shampoo no lo dañen. Si tu cabello es seco vigila aun más de cerca los componentes de tu shampoo. Tanto para cabellos secos como grasos lo ideal es usar un tratamiento de medios a puntas tras el lavado y dejar que el cabello se seque al aire. Así se conservarán mejor tus puntas y podrás lucir el cabello más largo. Próximamente os hablaré de productos de prelavado que yo recomiendo, además de una comparativa entre productos de acabado.


Pelo seco

El pelo seco es un problema que a muchas les ocasiona grandes problemas. Este tipo de cabello tiende a estar más débil, con menos brillo, y es habitualmente más difícil sacarles partido. Mi consejo es que se use una buena gama de productos de tratamiento que incluya obligatoriamente mascarilla y un producto protector de puntas.

  1. Lavar el cabello lo menos posible ya que pese a la publicidad que se suele hacer, el champú en los cabellos secos y teñidos es agresivo ya que actúa como detergente. Por lo que hay que procurar buscar un shampoo que sea suave y nutritivo al mismo tiempo.
  2. Procurar usar productos de prelavado que sean muy nutritivos, incluyendo también el cuero cabelludo si se notase tirantez o sequedad. Si se trata de un aceite, se puede mantener tanto en cabello como en cuero cabelludo entre media hora, a varias, antes de lavar el cabello.
  3. No llegar con el shampoo al cabello en sí; sino limitándoos sólo a la cabeza, salvo que haya suciedad evidente por el cabello.
  4. Secador, planchas y tenacillas pasan a la lista negra de cosas que hay que evitar al límite.
  5. En muchos casos, el aplicar la mascarilla un poco más de tiempo al habitual (entre media y una hora, envolviendo el cabello en una toalla) puede ayudar de forma eventual, distribuyendo bien el producto con un peine o cepillo Tangle Teazer y dejando el pelo envuelto en una toalla para que conserve el calor. Este truco es perfecto sobre todo cuando tengamos el pelo especialmente enredado y seco; la mascarilla que más recomiendo es la Rich Premier de Kao Essential. Pero otra de mis favoritas es la Deep Penetraitt de Sebastian.
  6. Usa peines o cepillos de púas muy separadas y de material preparado para disminuir la fricción, que por así decirlo sean "elásticas" y cedan a la presión sin romper el cabello. Yo recomiendo los cepillos tangle teazer; los cuáles considero indispensables para el cuidado del cabello seco, fino o frágil.
  7. Como os decía antes, aconsejo que ante la sensación de tirantez o picor en el cuero cabelludo, no dudéis en usar una gotita de aceite (de oliva, aguacate, coco, jojoba, argán...), aloe vera o incluso una crema hidratante ligera que a ser posible sea 100% natural, aplicándola con la yema de los dedos en la zona con un buen masaje. Esta tirantez, especialmente cuando aparece tras el lavado o tras los tintes, se debe a menudo por la propia sequedad generada en el cuero cabelludo. No obstante si notáis un picor fuera al habitual o este persiste no dudéis en acudir a un dermatólogo.


Pelo graso

Para evitar la producción excesiva de grasa, recomiendo en primer lugar no volvernos trágicos con este asunto. Salvo en casos extremos, el pelo graso siempre es bueno para el cabello ya que lo mantiene protegido e hidratado, por lo que lavarlo a diario no sólo puede evitar esas propiedades positivas sino que además produzca una sobreestimulación de la producción de grasa y nos veamos en la situación de tener que lavarlo rigurosamente a diario.

Un consejo que muchas veces ayuda es la aplicación cada mes o dos meses de un tinte que aclare ligeramente nuestro tono de cabello.Lo mejor es buscar un tinte suave que respete el cabello lo máximo posible.

Pero antes que nada, os aconsejo que estudiéis bien vuestro cuero cabelludo, ya que en ocasiones la hiper producción se sebo se debe a una reacción de hipersensibilidad que puede tener diferentes orígenes; reacción a componentes artificiales del shampoo, factores hormonales, irritación debido al propio peso del cabello... En los casos en los que se debe a un desequilibrio del cuero cabelludo lo podemos apreciar rápidamente si el casco se presenta rojizo o rosado, con los folículos de un mayor tamaño al normal y que a la presión se blanquea.

Por otro lado si el pelo graso se acompaña de caspa se refuerza la teoría de que se debe a una hiper sensbilidad ya que la caspa se debe a la renovación de la propia piel que compone el cuero cabelludo, y en estos casos especialmente hay que evitar los shampoos con alto contenido en detergente y que tienden a resecar y agredir el cuero cabelludo  como son los tipo Head & Shoulder y todos esos shampoos de "efecto frescor". Estos champús crean auténtica adicción al cabello y en ningún caso son "curativos"; si has probado de todo y buscas algo definitivo lo aconsejable es acudir a un buen dermatólogo y usar productos de farmacia.

Otro motivo por lo que el pelo graso debe tener especial cuidado es porque en los casos más extremos puede asociarse a una caída del cabello debido a esa irritación que es tan perjudicial para el folículo. Así que como digo, es un asunto a tratar con más delicadeza de lo que parece, y en el que lo más conveniente es  siempre dar con un buen profesional.

El aloe vera y otros productos regeneradores pueden ser grandes aliados. Si me pidierais que os dijera cual os aconsejo, os recomendaría sin duda este shampoo con biotina (al estilo del champu para caballos) cuyo principal componente es el aloe vera y no contiene siliconas. Pero por tercera vez os subrayo, que en casos extremos os debe ver un especialista.


¿Cómo evitar las típicas manchas en la piel tras echarte un tinte?

Sólo tienes que dar con vaselina o una crema por todo el contorno del cuero cabelludo y las orejas antes de aplicar el tinte y dejarla hasta que lo retiremos. Posteriormente podéis ayudaros de un jabón que sea muy nutritivo o incluso una crema que sea bastante densa y que al entrar en la piel, expulse el tinte. Sobre todo debéis vigilar que la piel no quede seca en ningún momento para que no lo absorba.


Antes del tinte, protége tu cabello

Si ante todo, lo que te importa es que tu cabello esté sano, puedes ayudarle mucho en el momento de someterlo a un tinte. El truco está en aplicarnos un aceite que sea muy nutritivo por toda la cabellera, pero sin hacerlo en exceso. Los aceites que más recomiendo para ello son: el de ricino, argán o coco; pero si no quieres arriesgarte la opción más segura que conozco es un producto destinado a ello, el Healing Oil de Macadamia Natural Oil. No sólo protegerás el cabello sino que mediante el juego de ph que provoca el tinte (el cual lleva amoniaco, y éste a su vez hace que el cabello se 'abra', por así decirlo) no sólo entrará el pigmento de éste, sino también las propiedades del aceite que hayas aplicado. Con este truco notaremos que el pelo no quedará tan seco y pajizo, y sobre todo, estará más brillante y cuidado. Hacerlo de esta manera marca una gran diferencia en los efectos de los tintes a largo plazo, resultando mucho menos dañino.


Para hidratar a fondo tu pelo y de paso evitar los enredos

Aplicar, después del champú, tu acondicionador o mascarilla habitual (aconsejaré sobre productos más adelante). A continuación, envuélvete el pelo con papel de aluminio o una toalla durante 20 minutos. Pasado este tiempo, aclárate el pelo con agua tibia. En el caso de que tengas un Tangle Teezer puedes cepillarte el cabello con él antes de envolverlo y el resultado será aun mejor.


Si eres asidua a los spas, piscinas o baños turcos y similares

Un truco para que tu cabello no se resienta de las altas temperaturas en estos lugares es aplicarte tu acondicionador habitual o serum en el cabello peinándolo muy bien. Luego, recogerlo y colocarlo adecuadamente debajo de tu gorro habitual de spa (que la mayor parte de éstos, son de látex o similares). No sólo no se estropeará tu pelo sino que saldrá mucho mejor de cómo estaba ya que gracias a las altas temperaturas el cabello absorberá esa hidratación extra a la perfección.


¿Optas por lo natural?

Puedes realizar una mascarilla casera improvisada a partir de aguacate, miel, aceite de ricino, aceite de almendras, aceite de oliva, aceite de aguacate, aceite de argán, aceite de coco, clara de huevo, aloe vera... Según qué ingredientes te vengan mejor debido a sus propiedades y las características de tu cabello, y sobre todo según la disponibilidad que tengas de estos ingredientes! Las mascarillas naturales están entre los trucos caseros tradicionales de casi todas las civilizaciones. Para un mejor acabado lo ideal es que lo hagáis sobre todo en verano (lo que no quiere decir que os expongáis al sol con alguno de estos aceites! sino que lo hagáis en casa) ya que el calor ayuda a que el cabello absorba estos productos.


Para definir las ondas y rizos de tu cabello

Un truco muy ingenioso para cuando una anda escasa de recursos y te ves en un apuro, es mezclar una o dos claras de huevo con una pizca de limón (no mucho, porque en determinadas cantidades es muy corrosivo). No obstante recomiendo este consejo para cuando no tienes un producto profesional, ya que son siempre más seguros.

Sobre cortes de melena

Cada vez se demandan más los postizos naturales, ya que está comprobado que para todo son mucho mejores. Si has decidido sanear tu cabello a fondo o simplemente cambiar de estilo, no dudes en indicar a tu peluquera que si el largo que va a cortar es bastante generoso, nos corte el pelo con una gomilla para poder quedarnos con la coleta. Aunque el principio ese cabello esté dañado, es muy posible que algún día te sirva para algún peinado, o incluso que decidas teñirlo para colocarte mechas de colores con el.. ¿Por qué no? Antes mejor así que a la basura! Por otro lado si quieres llevar el pelo largo, ese mito d que cortando el cabello continuamente crece mejor y más sano es totalmente incierto. Si quieres un pelo largo la mejor opción es la conservación del cabello (gracias a serums, protectores de puntas, etc) ya que si estamos constantemente cortándolo nunca llegaremos a tener el cabello demasiado largo. Por último, anotaros que contra más simple sea el corte, más fácil os resultará mantener el cabello saneado y menos necesitaréis ir retocándolo: a menudo las capas nos hacen olvidar mechones que necesitan urgentemente un tratamiento de postlavado, y que al no aplicarlo hace que se dañen más de la cuenta.


Sobre aplicación de calor: planchas, tenacillas y secador

Para poder convivir con estos procedimientos y un cabello sano es obligatoriamente indispensable usar productos que protejan a nuestro pelo de esas agresiones. Nunca creas eso de que una plancha, secador o tenacilla no daña el cabello o que incluso es beneficioso... Puede que en una o unas pocas de ocasiones aparentemente no lo dañe, pero visto a un microscopio siempre veríamos grandes diferencias entre el antes y el después. Ninguna marca o empresa por muy buena que sea podrá evitar que la aplicación de calor deje de dañar el cabello. Estos procedimientos de entrada, están totalmente desaconsejados en cabellos finos, secos, débiles o ya expuestos a tintes y decoloración.


Tras lavar tu pelo

Sobre todo si luces una melena larga, os aconsejo cepillar bien el cabello justo antes de lavarlo, para que no se enrede en exceso y así se seque de forma que luego se facilite su cepillado posteriormente. No se aconseja peinarlo tras el lavado ya que tiende a caerse más, por lo que hay que esperar a que esté ya seco. Si tienes especial interés en cepillarlo tras lavártelo aconsejo sin lugar a dudas un Tangle teezer, o si no dispones de uno, un cepillo o peine que cause la menor fricción posible. Para evitar el uso de secadores, lo mejor es eliminar el agua con cuidado con una toalla, sin frotar demasiado el cabello para no dañarlo ya que estando húmedo su estructura es especialmente sensible. Y si quieres un cabello largo, es indispensable añadir un tratamiento de puntas, tratamiento de cabello postlavado o aceite especial para el cabello tipo Orofluido, insistiendo sobre las puntas.


Al cepillar tu cabello

Comienza siempre desenredando las puntas. Si lo tienes seco y quebradizo puedes añadir una pequeña cantidad de aceite especial para usar tras el lavado, aceite de argán, aceite de jojoba, protector de puntas o serum. Tras cepillar bien las puntas podemos pasar al largo del cabello. Nunca hay que tirar cuando nos encontremos con un enredo, y el método más saludable de retirarlos es con los dedos si es posible.


El mito del lavado diario

En muchas campañas publicitarias animarán y aconsejaran a practicar un lavado capilar diario. Esto es totalmente incierto. Si bien el cabello no hay por qué lavarlo a diario debido a sus componentes detergentes, lo ideal es que éste se limpie exclusivamente cuando sea necesario. Cada persona tiene una producción de grasa diferente, pero lo que está claro es que hasta que no notes tu cabello explícitamente sucio, lo ideal es no exponerlo al champú. Nunca hay que olvidar que el champú es un detergente y sus componentes higienizantes lo que hacen es lavar en profundidad la grasa pero también acaba agrediendo al cabello. Y tras esto lo dejamos a exposición de los cambios de temperatura, la sequedad y la contaminación. La grasa natural, serum, acondicionadores... actúan por lo contrario protegiendo y conservando ese pelo, por lo que no se debe relacionar directamente la grasa con la suciedad o falta de higiene. Lo ideal es siempre lavarlo cuanto menos mejor, y limitar la limpieza al cuero cabelludo, otra cosa es que esto les interese económicamente a las compañías de cosmética...


¿Siliconas? ¿Productos naturales?

Es un tema bastante extenso, podéis ver la primera entrada sobre mi opinión acerca del tema aquí.


NUNCA DEBEMOS CONFUNDIR LOS INTERESES DE LAS CAMPAÑAS PUBLICITARIAS CON LA REALIDAD SOBRE SALUD CAPILAR.


¿Cuáles son tus consejos personales?
COMPARTE:

13 comentarios

  1. Me ha encantado el tema. A partir de hoy le cepillaré el pelo antes de lavarlo y no lo volveré a cepillar hasta que esté seco.
    Yo cepillo mi pelo mojado porque me es más fácil de desenredar, pero no lo cepillaba antes de la ducha.
    Lo voy a probar y ya te diré que tal :-)

    ResponderEliminar
  2. Son consejos muy buenos, normalmente las campañas publicitarias y marcas nos hacen cambiar nuestra rutina y nos resetean el chip de manera que nos dicen lo que debemos o no con nuestro pelo y no siempre dan buen consejo!! me han gustado mucho, besos!!

    ResponderEliminar
  3. ...conozco mas gente que se ha creido lo de que con un lavado a la semana basta y da asco verlas que mujeres que se laven el pelo a diario...creo que soy la unica de mi circulo que se lo lava a diario y un dia sin lavarlo puedo aguantarlo si me levanto tarde o lo que sea pero a la noche esta ya tan asquerosito e incomodo (es que es incomodo estar sucio!! no entiendo a la gente que va toda grasosa y apestosa) que prefiero lavarmelo a diario (no, no me dejo el acondicionador puesto, de hecho no uso y solo uso mascarilla una vez a la semana y no, no me lo manoseo, de hecho lo llevo siempre recogido).

    Entre perjudicar un poquillo el pelo propio y ofender a los de alrededor con nuestra suciedad yo prefiero perjudicar un poquillo a m i pelo (y no nota perjudicado...hace mas de un año del ultimo corte de pelo y recien empiezan a aparecer un par de puntas abiertas, sin usar champus caros ni nada, lo unico que no uso dos botes seguidos del mismo, para tintar uso henna y hace lo menos 15años que no uso planchas ni secador).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esta es una Ida fantastica lo boi a provar:-)

      Eliminar
  4. champú - shampoo - champú - shampoo!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí! así da igual como lo escribas que aparecerá en el buscador ;) para todos los gustos!

      Eliminar
  5. ¡¡Completísimo!! Me ha despejado varias dudas y me he dado cuenta de que me trato mejor el pelo de lo que pensaba. Jajajaja. ¡Pero no es suficiente! Me gusta mucho ir a la playa, además de que en verano me lavo más el pelo, y por septiembre se resiente bastante de tanta agresión y necesita una mascarilla. Hasta ahora he usado la de Garnier Fructis, que me deja el pelo muy bien, pero ya que te veo que controlas perfectamente el tema, lo mismo me recomiendas alguna que sea mejor y más natural, que a mí me da igual si se anuncia o no en la TV. Mi cabello es muy largo, rizado y algo graso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te recomiendo este de por aqui!!! jajajaa una sorpresa verte por aqui! :3 mil gracias por pasarte http://www.juliaphoenix.com/2013/01/iherb-champu-anticaida-y-fortalecedor.html

      Eliminar
    2. ¡¡Graciaaas!! Ahora miro ese enlace. Te suelo leer, pero como no me maquillo, pues no tengo dudas ni nada que aportar en ese sentido. Pero pelo sí tengo mucho. Jajajajaja.

      Te cuento un truquillo mío, aunque sea mainstream. Como tengo el pelo muy rizado me cuesta mucho peinarme (enredos, pelos rotos...), uso Equave 2 phase (de éstos que tienen el aceite y hay que moverlo mucho antes), un acondicionador instantáneo de Revlon que me nutre el pelo que es una maravilla. Peinándolo bien tal como has explicado pierdo mucho menos cabello (casi nada, de hecho) y además está visiblemente más nutrido y con más brillo. Y dura un montón.

      Eliminar
  6. Muy buena informacion :) ! ,pero me llamo la atencion eso de intentar no lavarse el cabello muy seguido quizas si me lavo un dia el cabello solo con agua seria mejor ?
    y que opinas de los champus de bebe me han dicho que son como menos agresivos ???

    ResponderEliminar
  7. Excelentes la información, yo tengo el cabello con risos así que me vienen muy bien los consejos que dejaste, estaba pensando en córtamelo ya que lo tengo medio mal tratado, pero ahora voy a intentar con lo que pusiste al respecto.

    ResponderEliminar
  8. hola julia! ya se que esta entrada tiene un tiempo pero he descubierto tu blog hace poquito y quiero decirte que me encanta!!! :) una pregunta, el aceite de jojoba podría aplicarlo antes del tinte como protector??? y como? lo reparto por todo el pelo, solo en el cuero cabelludo?? muchisimas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Tienes una entrada sobre el aceite de jojoba y otros tantos aquí: http://www.juliaphoenix.com/2014/06/aceites-naturales-propiedades-cosmeticas-usos.html

      Verás, como comento ahí realmente son pocos aceites los que de verdad se ha demostrado que tengan actividad en el cabello en sí. Por lo que aunque el jojoba es genial para el cuero cabelludo, para el cabello no sirve. O no se ha conseguido demostrar. Por eso antes de un tinte yo te recomendaría para ese uso el de aguacate.

      En este caso lo aplicaríamos tal cual. Unas gotitas en cuero cabelludo y cabello media hora antes del tinte y a continuación te lo aplicas tal cual ;) Deseando saber qué tal te funciona! Para mí como el de aguacate no hay cosa igual :)

      Eliminar

JULIAPHOENIX.COM